Connect with us

Opinión

Chantaje de regidores y síndicos nos cuesta casi 13 MDP al año… o paralizan Cabildo

Opinión: Jorge Romero Rendón

El escándalo provocado por algunos regidores y un síndico del ayuntamiento de Chilpancingo que reclamaron falsamente la retención de sus salarios, puso en evidencia una verdadera cadena de corrupción que está desviando más de un millón de pesos mensuales del presupuesto municipal, que se destina a financiar un falso rubro de “Gestoría de Obras” a cargo de los ediles; dinero que reciben en partidas mensuales –aparte de su sueldo-, que usan sin comprobar, y que exigen como requisito para asistir a las reuniones de Cabildo y en su caso aprobar las iniciativas presentadas para obras y decisiones de gobierno. Un verdadero chantaje.
El tema salió a la luz por las protestas de regidores como la perredista Nancy Cruz García, quien para ejercer mayor presión en la prensa, hizo que su marido, el secretario general del PRD estatal, Demetrio Saldívar Gómez
–junto con otros ingenuos e interesados dirigentes perredistas- denunciara al gobierno municipal porque supuestamente les estaba reteniendo su salario a los ediles por presuntos desacuerdos en el Cabildo, estrategia que también manejó el regidor Jaime “El Yimi” González, pero al final la supuesta retención de sueldos resultó falsa.
Porque ayer mismo se aclaró que los síndicos y regidores han recibido puntualmente sus quincenas, como lo demuestran los comprobantes de depósitos bancarios que exhibió la Tesorería. Lo que está pendiente es entregarles el dinero de un rubro mensual que se denomina “Gestoría de Obras”, que triplica los sueldos de síndicos y regidores, y que suma un millón 80 mil pesos mensuales -12 millones 960 mil pesos al año-, recurso que se ha atrasado debido a problemas financieros del gobierno municipal.
De manera que lo que pusieron en evidencia Saldívar y su esposa, junto con otros desesperados regidores y el síndico chantajistas, es una trama de corrupción que debe desaparecer del ayuntamiento de Chilpancingo, sobre todo porque el dinero que exigen NO es utilizado para los fines que reza el rubro “Gestoría de Obras”, sino que es usado como un sobresueldo que los ediles se gastan sin entregar comprobación alguna de su uso, a partir de un acuerdo que impusieron en el ayuntamiento por “usos y costumbres”, so pena de paralizar al gobierno municipal…

Cuadruplicando sus sueldos a un costo altísimo…

El tema no es cualquier cosa, porque mire usted: cada síndico percibe un salario de 32 mil pesos mensuales, más el dinero de la mencionada “Gestoría”, que es de 90 mil pesos mensuales, sumando un total de 122 mil pesos mensuales. Mientras que cada regidor percibe oficialmente un sueldo de 23 mil pesos al mes, más los 75 mil pesos de gestoría, recibiendo en total 98 mil pesos mensuales. Todo por un total de un millón 420 mil pesos al mes –por dos síndicos y 12 regidores-.
¡Por eso están tan enojados los ediles con el retraso de ese gran botín que suma 900 mil pesos para cada regidor al año y un millón 80 mil pesos para cada síndico… todo por un gran total de 12 millones 960 mil pesos anuales que le están robando entre los catorce ediles al presupuesto municipal por un chantaje político-legal!
Lo curioso es que el rubro de “Gestoría de Obras” no existe oficialmente como parte del Presupuesto de Egresos del ayuntamiento capitalino, ni es obligación legal del gobierno municipal pagarlo. Pero un acuerdo entre todos los ediles llevó a imponer esa percepción como condición para hacer funcionar al Cabildo, so pena de paralizar la toma de decisiones si se les negaba. Y es por eso que debido a chantajes de ese tipo que regidores y síndicos promovieron el escándalo con la mentira de que les estaban reteniendo sus salarios, cuando en realidad sólo era un retraso del pago de su gestoría por razones financieras.
Lo peor es que el pago de ese rubro pone en evidencia otra vergonzante realidad: que ni los síndicos ni los regidores cumplen su función como representantes populares, ya que no regresan a sus colonias ni a sus comunidades a atender a la ciudadanía, y menos gestionan obras para atender las demandas de la ciudadanía que votó por ellos en paquete –como parte de una planilla- al elegir alcalde de Chilpancingo.
Por eso vale la pena preguntar si ¿cree usted que se vale que síndicos y regidores se lleven tantísimo dinero -aparte de su salario- para simular que hacen obras, pero que en realidad se embolsan para hacer vida de millonarios, sin la obligación de comprobar su “buen uso” ni ser sujetos de fiscalización?
¿No le parece a usted que el manejo de ese dinero que no se destina a obras, sino para enriquecer a los ediles es un acto de corrupción que debe suspenderse de inmediato? ¿Y que por tanto debe transparentarse el uso de los recursos públicos a cargo de síndicos y regidores, quienes deben además rendir cuentas públicamente de sus actos y del uso que hacen del presupuesto municipal, y que por tanto debe castigarse el chantaje y el dispendio que están demostrando?
Muchas cosas deben cambiar no sólo en el ayuntamiento, sino en la ley, para evitar este tipo de corrupción que por desgracia es común en todos los gobiernos municipales, un tema en el que debe intervenir tanto el Congreso local como la Auditoría General del Estado, porque debe ponerse un alto a los vivales que desde el ayuntamiento se enriquecen a costa del municipio y de todos los ciudadanos…
Correo electrónico: rendon59@gmail.com

Noticias Acapulco News, Acapulco Guerrero 

Anuncio
Click to comment

¿Tienes algo qué agregar?

Loading Facebook Comments ...

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Acapulco

Guerrero

Nacional


Tendencias