Connect with us

Salud y Belleza

Enjuagues bucales: alcohol vs no alcohol

El enjuague bucal es una solución que suele usarse para mantener la higiene bucal, después del cepillado de dientes, ayudando a eliminar las bacterias y microorganismos causantes de caries y a eliminar el aliento desagradable.

Este es un complemento que algunos especialistas recomiendan para brindar una limpieza más profunda además de dejar una sensación de frescura por más tiempo.  Existe una gran variedad de colutorios o enjuagues bucales que se adecuan a las necesidades de cada consumidor dentro de los cuales están los que contienen alcohol y aquellos que prescinden de él.

El alcohol es un elemento que aporta la función antiséptica de dichos productos, además de ayudar a la conservación de los componentes de la fórmula, pero en muchos casos propicia una experiencia dolorosa y poco placentera durante su uso debido a su efecto cáustico y astringente.

 Es probable que a aquellas personas que presenten heridas o alta sensibilidad en las mucosas (encías, paredes de la boca, debajo de la lengua, paladar), experimenten una sensación de ardor y la posibilidad de agravar la lesión2. También pueden originar que se escalde la lengua situación que puede disminuir el tiempo que se sugiere retenerlo en la boca antes de escupirlo.

Entre las consecuencias que pueden presentarse al utilizar colutorios con alcohol está la sequedad bucal oxerostomía, debido a que se modifica la cantidad y calidad de la saliva por ende aumenta la probabilidad de provocar enfermedad de las encías y caries dentales. Por otro lado, se recomienda evitar el uso de dichos productos en niños ya que al referirnos a edades tempranas de la infancia, éstos pueden tragarse accidentalmente el enjuague e intoxicarse debido a la ingesta de flúor mayor a la indicada ocasionando malformaciones en los dientes.

El enjuague bucal sin alcohol cuenta con los mismos elementos para prevenir la caries, placa bacteriana y eliminar restos de alimento que los que tienen alcohol4, además, pueden utilizarse con mayor tranquilidad sin temor a irritar la boca. Asimismo, son aptos para personas que padezcan de encías sensibles, salvo contraindicación del odontólogo, al no presentar dicha sustancia4.

La Asociación Dental Mexicana recomienda usar un enjuague bucal, de preferencia libre de alcohol, como una herramienta para evitar el mal aliento1, una opción viable es Astringosol® que desde hace más de 30 años ha estado presente en el mercado mexicano a través de una vasta variedad de productos, libres de alcohol, para atender las necesidades de cada persona.

Aunado a eliminar hasta el 90 por ciento de bacterias causantes del mal aliento*, brinda un aliento fresco y contiene un mineral activo fortalecedor que se une al esmalte dental, para ayudar a proteger las áreas que más lo necesitan

Anuncio
Click to comment

¿Tienes algo qué agregar?

Loading Facebook Comments ...

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Acapulco

Guerrero

Nacional


Tendencias