Connect with us

Opinión

PRD: la división que viene por AMLO y por salvar el pellejo…

Opinión: Jorge Romero Rendón 

La designación de la nueva dirigente nacional del PRD calma por ahora la guerra entre las tribus y grupos internos, debido a que en su mayoría se aliaron para seguir dejando en manos de los Chuchos la dirección de ese partido, lo que hizo evidente que aún pueden echar mano de alianzas internas y externas para sobrevivir, usando el mejor pegamento que conocen para mantener su idea de unidad: el reparto de dinero, cargos, promesas y… AMLO.

Los ChuchosJesús Ortega, fundador, y Jesús Zambrano, coordinador de los diputados federales perredistas-, cabezas del grupo Nueva Izquierda (NI), se quedaron con los dos principales cargos, al pactar con el jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, para colocar aAlejandra Barrales –exfuncionaria mancerista- como presidenta y mantener a Beatriz Mojica como secretaria general del PRD nacional –ambas son militantes de NI-. Aunque éstas sólo terminarán el período iniciado en octubre del 2014 por Carlos Navarrete y continuado durante algunos meses porAgustín Basave, para concluir en octubre del 2017, sin tiempo suficiente para influir en el proceso electoral del 2018.

Esto tendrá repercusiones en Guerrero, al menos en tres temas importantes: obligará a calmar los ánimos en torno a la pésima gestión del dirigente estatal perredista, Celestino Cesáreo, quien ha sido acusado de malversar el dinero de las prerrogativas que recibe el PRD de parte del Instituto Electoral local, desviándolo para uso personal y para financiar la creación de un nuevo grupo político interno; llevará a los amarillos a buscar alianzas con MORENA; y le pondrá nombre a los candidatos al senado en el 2018.

Sobre el reordenamiento interno del PRD estatal, de hecho ya tendría que haber avances, luego del alineamiento que las principales fuerzas lograron en las negociaciones del Consejo Nacional el fin de semana para elegir a la presidenta perredista. Es decir, debe haber habido ya un arreglo sobre el manejo financiero interno y sobre el exigido papel más activo de ese partido en la política estatal, pues el único que sigue pataleando en la prensa contra Cesáreo es el muy empequeñecido diputado michoacano David Jiménez Rumbo.

 

¿Cómo detener la caída política y electoral del PRD…?

 

Mientras que el grave problema que tendrá que resolver el PRD a nivel nacional y estatal es el mismo: buscar cómo detener la caída política y electoral que los ha llevado a perder la mayoría de las posiciones en Ciudad de México y en Guerrero. Y para ello no han encontrado mejor solución que buscar un humillante acercamiento con su principal verdugo, Andrés Manuel López Obrador y con su partido MORENA, que aunque se proyecta para el 2018, los ha llevado a asumir posturas tan absurdas y contradictorias como apoyar al violento movimiento disidente de la CNTE-CETEG contra una Reforma Educativa que antes apoyaron, por ejemplo.

De manera que se ve en el horizonte político estatal y nacional que con tal de acercarse a AMLO, el PRD estará dispuesto a asumir cualquier costo político y social, prestándose a defender causas tan impopulares como la de la disidencia magisterial, e incluso a sacrificar a sus propios personajes, ya que una alianza electoral en el 2018 sólo podría llevar al Peje como candidato presidencial, dejando fuera a su principal externo actual, el gobernante de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera. Todo con tal de no perder del todo el limitado poder que les queda. Uff…

Y sobre los aspirantes al Senado, ya se sabe que tendrán que ser un hombre y una mujer encabezando la fórmula, y que en términos de posiciones de poder, la candidatura masculina está entre el presidente municipal de Acapulco, Evodio Velázquez Aguirre, y el diputado local líder del CODUC,Sebastián de la Rosa Peláez. Mientras que para postular a una mujer, los Chuchos llevan mano con Beatriz Mojica, dada la gran cercanía personal de esta con Jesús Ortega y por el impulso permanente que NI le ha dado desde que la hizo secretaria de Desarrollo Social del pasado gobierno de Ángel Aguirre Rivero, hasta la búsqueda de la dirigencia nacional perredista, pasando por su fallida aventura como candidata a la gubernatura el año pasado.

Mojica y los Chuchos sueñan con el Senado en el 2018 para regresarla de nuevo como candidata a gobernadora en el 2021. Demasiado complicado, pero ese es su proyecto, aunque tendrán que vérselas con un Evodio en crecimiento que tiene la ventaja de ser el único candidateable perredista en posición de gobierno, y que incluso podría darse el lujo de no buscar el Senado para reelegirse en Acapulco y operar mejor rumbo a la gubernatura.

De manera que las divisiones futuras ya se ven venir, sea por la estrategia anunciada de acercarse a AMLO por una alianza presidencialista o por las candidaturas, ya que al menos en Guerrero y a nivel nacional, las elecciones del 2018 se ven venir como el ¡sálvese quien pueda! para los perredistas, cuyo partido podrían incluso desaparecer con la tendencia perdedora que lleva…

Correo electrónico: rendon59@gmail.com

Anuncio
Click to comment

¿Tienes algo qué agregar?

Loading Facebook Comments ...

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Acapulco

Guerrero

Nacional


Tendencias