Connect with us

Opinión

Guerrero ya está cambiando: menos deuda, mayor crecimiento, más inversión y empleo

Opinión: Jorge Romero Rendón

     Tres indicadores nacionales demuestran que el orden y la gobernabilidad tienen efectos positivos cuando hay voluntad política para rescatar a una entidad en crisis: Guerrero es el segundo estado con mayor crecimiento en México; el tercer mayor creador de empleos; y uno de los menos endeudados, por lo que a pesar del boquete financiero recibido de anteriores gobiernos perredistas, presenta finanzas públicas sanas y con tendencia hacia mejorar y crecer positivamente.

     Los tres datos por sí mismos son buenas noticias, porque están demostrando que las políticas públicas instrumentadas por el gobierno de Héctor Astudillo Flores son correctas y están teniendo efectos favorables en la economía y en la creación de un escenario de crecimiento positivo histórico, de la mano de inversiones públicas y privadas multimillonarias, y de una diversificación de la actividad productiva sin precedentes.

     Mire usted, de acuerdo con datos oficiales del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), Guerrero se colocó por primera vez como la segunda entidad del país con mayor crecimiento económico durante el primer trimestre de este año, sólo por debajo de Hidalgo, y superando a entidades con mayor desarrollo como Nuevo León, Jalisco o Estado de México.

     Esto se debe principalmente a la llegada de nuevas inversiones en los sectores turístico, minero, y de la construcción, entre los que destacan el repunte del turismo en nuestros destinos principales, la edificación de nuevos hoteles, la inversión de más de 1,500 millones de dólares por parte de la empresa minera canadiense Gold Corp en el municipio de Zumpango de Neri para la extracción de oro, la expansión de la producción y consumo del mezcal, entre otros; y especialmente por los programas de obras públicas implementados por los gobiernos estatal y federal en los rubros de caminos y carreteras, rehabilitación de escuelas, sistemas de agua y saneamiento, e infraestructura en general.

 

Más empleo y menos corrupción…

 

     Esas inversiones y programas han incentivado la creación de empleos, tanto que según datos del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Guerrero ocupa este año el tercer lugar nacional en generación de empleos reflejados en la inscripción formal de nuevos derechohabientes que cotizan en ese organismo, lo que refleja el mayor dinamismo con que la actividad productiva del sector privado está creciendo, sinónimo de confianza en la mano de obra guerrerense y en las políticas del gobierno de Astudillo, que aportan estímulos, garantías y seguridad a la inversión.

     En ese marco, resulta fácil entender por qué se ha registrado también un sano comportamiento en las finanzas públicas estatales, luego de que se redujo la deuda del gobierno en 71 millones de pesos, ya que según el último informe de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, Guerrero es uno de los estados menos endeudados del país gracias a la disciplina en el manejo del gasto público, al cumplimiento de sus obligaciones fiscales y crediticias, y en general, por el reordenamiento interno que Astudillo ha logrado en las estructuras operativas de su gobierno. Algo en lo que han cumplido bien el secretario de Finanzas, Héctor Apreza Patrón, y el subsecretario de Administración, Tulio Pérez Calvo.

     Los datos mencionados explican a su vez el por qué los recortes aplicados por la federación a las finanza estatales –más de 500 millones de pesos-, y el boquete económico heredado de anteriores gobiernos, no han paralizado la acción gubernamental, dado que han sido la disciplina y el buen manejo de las finanzas, los secretos que han permitido destinar importantes programas de obras públicas para todas las regiones del estado, como las ha venido anunciando en sus giras Astudillo Flores.

     Y si a eso se le suma el apoyo del gobierno federal, gracias a las gestiones exitosas que el gobernador Astudillo ha hecho ante el presidente Enrique Peña Nieto, cuyo resultado está siendo la mayor inversión pública de la historia de Guerrero –que favorece a empresarios guerrerenses en más del 75% en materia de adquisiciones y construcción-, entonces tenemos un panorama amplio que pinta de cuerpo entero los nuevos buenos tiempos que está viviendo nuestro estado, reflejados en los indicadores nacionales del primer semestre del año.

 

Sólo falta mejorar seguridad pública…

 

     De tal forma que vemos cómo el gobierno de Héctor Astudillo está cumpliendo su promesa de campaña de fortalecer y diversificar la economía de Guerrero, de crear más y mejores empleos y combatir la corrupción para evitar que los esfuerzos se frustren, y de traer mayores inversiones públicas y privadas para mantener un desarrollo sostenido a mediano y largo plazo.

     Sólo falta esperar que de la misma forma se vayan consolidando los resultados del combate a la violencia con una mejora sensible de la seguridad pública, para que el esfuerzo productivo de la gente y del gobierno de Guerrero se vea reflejado en el bienestar de las familias, sin temor a que el mayor ingreso sea motivo de un repunte criminal que revierta lo logrado. La labor de los elementos federales y estatales va por buen camino, pero aún falta un largo camino para que todos podamos recuperar la tranquilidad.

     Pero qué duda cabe de que, en base a resultados como los anotados, hay un gobierno con rumbo, que en pocos meses ha logrado ya incidir en una mejora de la economía, rescatando a Guerrero de las crisis en que estaba sumido, recuperando la gobernabilidad y haciéndole frente a los problemas, como hace mucho no se veía en el sur del país…

     Correo electrónico: rendon59@gmail.com

Noticias Acapulco News, Acapulco Guerrero

Anuncio
Click to comment

¿Tienes algo qué agregar?

Loading Facebook Comments ...

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Acapulco

Guerrero

Nacional


Tendencias