Connect with us

Guerrero

Solicitan a Fiscalía dar garantías a reportera amenazada

Por: Josefina Aguilar Pastor/NOTYMAS

Chilpancingo, Gro.- La Comisión de los Derechos Humanos del Estado de Guerrero (CDHEG), solicitó a la Fiscalía General del Estado (FGE), atienda y dé las garantías necesarias, a reportera del Diario Alternativo, quien ha sido amenazada por integrantes de Unión de Pueblo Originarios del Estado de Guerrero, del llamado Sistema de Justicia y Seguridad Ciudadana de Marquelia.

La dirección de dicho medio informativo, emitió una carta abierta, dirigida al gobernador del Estado, Héctor Antonio Astudillo Flores; al Fiscal General, Javier Olea, al presidente de la CNDH, Luis Raúl González Pérez, y al presidente de la CDHEG, Ramón Navarrete Magdaleno, en la que dan cuenta de los hechos de amenazas que el pasado 16 de los corrientes, fue objeto la reportera Yanely Fuentes.

Se narra, que el pasado 16 del mes en curso, en las oficinas del Diario Alternativo, recibieron una llamada, de quien dijo llamarse ‘comandante’ Mariano Torres, quien le exigió al director, se presentara en ‘la comandancia’ de la UPOEG en Marquelia, para supuestamente ‘aclarar’ algunas notas publicadas, les respondieron que un reportero acudiría a cubrir la solicitud; pero exigieron fuera la autora de las notas, con las cuales presuntamente los han afectado.

Una vez en ‘la comandancia’, quien se identificó como consejero, abogado y periodista, Jesús Pérez Rodríguez –cuyo ‘nombramiento’ viola la propia normatividad de la UPOEG, que establece como requisito para ser consejero, ser comisario municipal, en este caso, de alguna localidad de Marquelia, y él es vecino de La Laja, municipio de Copala–; cuestionó la profesionalidad y la ética de la reportera, arguyendo que él también había sido reportero y sí sabía cómo se hacen esas cosas.

Le reclamó de la publicación de una nota, Rolan Cayetano Fierro, quien fue detenido el pasado 14 de este mismo mes de marzo, de acuerdo a la denuncia presentada por habitantes de Márquela, que pidieron omitir sus nombres por miedo a represalias de la UPOEG; supuestamente de manera arbitraria, con uso excesivo de fuerza, y a quien le habrían cobrado una multa de 2 mil pesos, y 4 mil más, como reparación de daños causados.

Hechos que según el consejero, abogado y periodista Pérez Rodríguez, no eran ciertos, y era necesario que el mismo detenido desmintiera tal información, sin embargo, desde el primer momento que la reportea llegó a la comandancia de la UPOEG; comenzó el reclamo “mira, lo que pasa es que se te mandó traer para lo siguiente, aquí están las partes de la nota que sacaste el miércoles, donde tu argumentas que dice que los policías sacan a la persona y lo golpean y lo agreden y se hace un escándalo”.

La reportera le recordó que si la información no salía conforme a sus intereses o no se incluía una versión es porque ellos, -los de la Upoeg-, no se prestan para dar información cuando se las han solicitado, respondían que no había pasado, nada que no tenían ningún detenido.

La quejosa señala que en todo momento, el mencionado periodista y abogado de la UPOEG; se mantuvo gritando, y exigió dejara de grabar, y le entregara su teléfono celular, incluso, estuvo a punto de ordenar que uno de sus subalternos se lo arrebatara, al enseñárselo de lejos que no estaba grabando, el supuesto consejero gritó “lo que va a pasar, es que se te va mandar a reeducación porque estas incurriendo en responsabilidades” y dirigiéndose al comandante Mariano Torres y a otro elemento les preguntó “qué les parece si la mandamos a reeducar”, a lo que los dos hombres respondieron afirmativamente.

Al parecer presionado por el abogado y periodista Pérez Rodríguez, el detenido Rolan Cayetano, aseguro que los hechos no habían pasado como fueron publicados en el periódico, que no fue golpeado, amenazado y no le habían cobrado ninguna multa, y que la nota publicada solo lo había perjudicado.



La reportera Yanely Fuentes, tomó tal declaración, les aclaró que solo había ido a cumplir con su trabajo y no a exponerse a ser agredida como lo fue por parte del mencionado abogado y periodista, y responsabilizó a la UPOEG de lo que pudiera pasarle junto con su familia.

De lo ocurrido, fueron testigos, la profesora Leticia Justo, el profesor Manuel Álvarez Martínez, los ‘consejeros’ Leonides Santana, Jesús Pérez Rodríguez; el comisario de El Polvorín, Antonio Fuentes Morales, y Jaime Medel Santos, comisario de Tepantitlán (El Paso), así como el ‘comandante’ Mariano Torres, quienes participaron, por ataque directo u omisión, al quedarse callados y permitir este atropellamiento a los derechos y la dignidad de la reportera.

“Nos vemos con la obligación y la necesidad de difundir abiertamente estos hechos, ya que este grupo de integrantes de la UPOEG quiere silenciar y esconder la realidad de sus arbitrariedades y las denuncias de los ciudadanos afectados con más amenazas, con esta acción, se confirma que los que están al frente –quienes deberían velar por la justicia– son injustos y sólo buscan defender sus intereses personales

Señalan en la carta abierta, que en el grupo de la UPOEG en Marquelia, se la pasan peleando entre ellos, no hay consenso de la población; no terminan de entender que la población no acude a sus reuniones porque no los quieren, no confían en ellos, porque realmente se respira temor por su presencia, porque la UPOEG se ha convertido en refugio de personas que deben o se esconden de algo y se enfilan a esa cueva para respaldarse y tener poder.
Noticias Acapulco News, Acapulco Guerrero

Anuncio
Click to comment

¿Tienes algo qué agregar?

Loading Facebook Comments ...

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Acapulco

Guerrero

Nacional


Tendencias