Connect with us

Opinión

Riña en CERESO de Acapulco obliga a reforma profunda del sistema penal

“La riña que se suscitó entre presos de alta peligrosidad en la madrugada de ayer en el CERESO de Acapulco, pone en evidencia la necesidad de iniciar una reforma en serio del sistema penal en Guerrero y en todo el país.

     Más allá de los detalles acerca de esa riña, lo que debe ocuparnos es la búsqueda de un nuevo modelo de rehabilitación para los delincuentes. Porque hoy vemos el surgimiento de criminales más peligrosos, con armamento más poderoso, cometiendo delitos más terribles, y con la cobertura de grupos criminales más organizados y con recursos millonarios producto de su actividad.

     Por eso lo que vimos ayer en el Cereso de Acapulco fue por un lado una estrategia eficiente para recuperar en sólo unas horas el control de la cárcel y de los reos por parte de las autoridades; pero también un llamado de atención para reconsiderar el modelo carcelario y el tipo de castigo o encierro que se aplica a los delincuentes en Guerrero y en México.

     Por lo pronto, una de las primeras medidas que se tomaron conjuntamente por los gobiernos federal y del estado, fue trasladar a unos 60 internos de delitos federales de alta peligrosidad a penales de otras partes del país, para eliminar la tensión que se llegó a vivir en el Cereso de Acapulco.

     Una medida que debería ser permanente para evitar conflictos, pero que es dificultada tanto por los familiares de los presos como por la carencia de espacios en cárceles del país, por lo que tendría que construirse en la entidad un penal de Alta Seguridad que no tenemos, además de ampliarse los existentes en otros estados.

     De ahí la necesidad de repensar el modelo penitenciario que se aplica en nuestro país, dado que, por ejemplo, riñas y motines son comunes ya en cárceles del norte del país precisamente porque los problemas del modelo actual pueden llegar a rebasarlo.

     Y debe ser tarea de legisladores federales y de los estados, de los gobiernos, de los juristas del sistema de procuración e impartición de justicia, y de la sociedad misma, iniciar una discusión amplia que lleve a reformar de fondo la función de la cárcel y del castigo a los delincuentes, para que sean rehabilitados y las penitenciarías dejen de vivir riesgos que lleven a desatar la violencia

Opinión: Jorge Romero Rendón

Noticias Acapulco News, Acapulco Guerrero

Anuncio
Click to comment

¿Tienes algo qué agregar?

Loading Facebook Comments ...

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Acapulco

Guerrero

Nacional


Tendencias