Connect with us

Internacional

Será ‘superlunes’ de ‘El Chapo’ Guzmán y Trump

El lunes será de atención extraordinaria para la región El Paso-Juárez. Llega Donald Trump en gira de campaña electoral hacia la reelección. También reinicia deliberaciones un jurado de Brooklyn, Nueva York, hacia la determinación de culpabilidad o inocencia del jefe del Cártel de Sinaloa, Joaquín “El Chapo” Guzmán Loera.

Ya no se trata de un nuevo capítulo o de una nueva temporada del famoso Netflix con alguna ficción de Trump como presidente de los Estados Unidos o del capo sinaloense desafiando a Diego Luna en su personaje de Félix Gallardo, o peleando con ‘Amado Carrillo’. Ahora es la realidad sin maquillaje ni repetición de escenas.

Trump viene a El Paso tras cometer la tremenda imprudencia de catalogarla como insegura, en momentos que sus bonos electorales no gozan de la mejor salud.

El tsunami por la polémica tendrá justo el lunes su mayor impacto no sólo entre demócratas y republicanos de la aldea, sino entre grandes sectores socioeconómicos tanto paseños como juarenses. Esperemos no haya mayores consecuencias negativas.

El veredicto sobre “El Chapo” Guzmán tendrá la atención de esta región porque su cártel mantiene grandes intereses ‘comerciales’ aquí tanto con la venta de droga como con el trasiego hacia los Estados Unidos. Su competencia, en períodos ‘pacífica’, en momentos altamente violenta, ha sido el Cártel de Juárez durante al menos dos décadas.

Guzmán Loera estuvo recluido en el Cefereso número 9 de Ciudad Juárez desde mayo del 2016 hasta enero del 2017 cuando fue extraditado justamente a Estados Unidos. El distrito judicial de Brooklyn ‘ganó’ el procesamiento respectivo.

Aunque mucho ha sido publicitada su presunta participación directa e indirecta en centenas de ejecuciones, ni en México ni ahora en Nueva York aparece el delito de homicidio como parte del juicio, sólo “tráfico de drogas y lavado de dinero”.

Desde el jueves estuvo centrada la atención del mundo en ese juicio porque iniciaron sus deliberaciones los 12 miembros del jurado tras audiencias de meses pero no alcanzaron su dictamen. Les faltó información “financiera” de la aportada por algunos testigos de grandes ligas como los capos colombianos Jorge y Alex Sifuentes, o los mexicanos Zambada Niebla y Dámaso López, “El Licenciado”, exjefes en el Cártel de Sinaloa.

Es altamente probable que el mismo lunes surja la declaratoria de culpable o inocente y también que el juez Brian Cogan determine su sentencia, calculada para cadena perpetua aunque las señales no dan para eso puesto que no hay delitos “graves” para la cultura judicial estadunidense, homicidios de compatriotas o mal comportamiento del líder del narco.

Sea como sea, el rating alcanzará picos muy altos todo el lunes.

La Jornada pagó los platos rotos en el coraje que hizo pasar un trabajo especial publicado por El Diario al gobernador Corral el 4 de enero sobre sus bitácoras de vuelos realizados durante dos años en la flotilla aérea del Gobierno del Estado.

La Jornada publicó el trabajo casi íntegro de El Diario aunque sin dar el crédito correspondiente a la investigación de nuestro rotativo. Apareció firmado en la Ciudad de México por Jesús Estrada. La información manejada por El Diario fue obra del periodista Miguel Chavarría, documentada a través de la plataforma oficial de transparencia.

“Un gobernador de mucho vuelo”, cabeceó El Diario el 4 de enero. “Corral se da vuelo con las aeronaves de Chihuahua que prometió vender”, tituló La Jornada el 8 de febrero; es decir, cuatro días después.

Quizá más por la pirateada que por el golpe informativo, Corral reaccionó ayer mismo con incontenible furia en una de sus redes sociales. Podemos decir en términos clásicos que tiñó su pluma en chispeante verde bilis:

“Otra vez La Jornada dando muestras del nivel panfletario, manipulador y mentiroso en el que ha caído; sin el más mínimo escrúpulo, engañan, falsifican y distorsionan. Rechazo categóricamente esta información, y puedo exhibir con esta misma nota el golpeteo calumnioso a mi persona”.

Así dijo el gobernador; obvio, sin documentar su “rechazo” categórico a la información. Imposible negarlo, es oficial.

Solitos casi alcanzaban mayoría los diputados tricolores juarenses de la LXIV Legislatura. Tiempos de nómina gloriosa, nómina pública y nómina secreta. La cantidad de invitados fue de 14 aunque no todos asistieron.

Son los priistas que fueron diputados en el segundo período legislativo correspondiente al sexenio de César Duarte Jáquez. Al concluir ellos la historia para el tricolor y los tricolores chihuahuenses cambió por completo. 2016, Preludio ominoso del apocalipsis que llegaría con AMLO más tarde.

Los que aceptaron la invitación llegaron puntuales a la comida en el Shangri La. Repasaron la historia de su tiempo en el Congreso, incluida la parte en la que terminaron algunos de ellos confrontados con su entonces coordinador parlamentario, Rodrigo de la Rosa.

La lista de invitados es interesante: Daniel Murguía, César Pacheco, Pedro Villalobos, Mayra Chávez, Toño Andreu, Mayra Díaz, Elvira González, Maya Pérez, Enrique Licón, Pepe Díaz Monarrez, Laurita Domínguez, Luis Fernando Rodríguez, Gloria Porras, Francisco Caro y Juan Muñoz

De todos ellos acudieron Licón, Giner, Mayra Chávez, Muñoz, Elvira, Murguía, Caro, Mayra Díaz, Pacheco y el profe Monárrez.

La disección es importante: entre los ausentes está Laurita Domínguez, quien debió reportarse enferma porque ahora está en la nómina independiente, y Gloria Porras es fiel al dirigente estatal del PRI, Omar Bazán. Quienes sí asistieron andan repartidos entre PRI y Morena.

Ya los veremos pronto activos en causas electorales.

Hizo falta la presencia ayer del jefe del Gobierno federal en Chihuahua, Juan Carlos Loera de la Rosa, en la toma de protesta del nuevo delegado del Seguro Social (IMSS).

Llegó Norberto Miguel Ramírez desde la misma posición en Sinaloa para relevar al priista-baecista Christian Rodallegas, que por más orgullo profesional y decoro que le puso a su chamba ni un pellizco le dio a las graves deficiencias que sufre el Seguro Social en el estado.

Loera pudo avalar con su asistencia un mayor compromiso de cumplimiento por parte del Gobierno federal al menos por el sexenio que viene pero anduvo en otros asuntos también importantes.

Además, los jefes nacionales de las distintas delegaciones federales prácticamente no están dejando a Loera chance ni siquiera de opinar sobre los nombramientos. Desde la Ciudad de México llega todo planchado… así cuáles ganas de andar en las tomas de posesión.

Advertisement
Click to comment

¿Tienes algo qué agregar?

Loading Facebook Comments ...

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Acapulco

Redes sociales

Guerrero

Nacional

Tendencias