Connect with us

Acapulco

Cuando el Apollo 11 visitó Acapulco

Su mejor experiencia fue bucear por un túnel subterráneo desde “La cueva del diablo” hasta Pie de la Cuesta.

Jaime Casarín acapulqueño que estuvo a cargo de pasearlos por Acapulco cuenta algunas de sus experiencias.

La llegada a la Luna cambió completamente su forma de ser, relata el acapulqueño que convivió con ellos en al menos dos ocasiones.

 

Por Juan José Belmonte Torres

Acapulco, Gro., 20 de julio de 2019.- Al menos en dos ocasiones los astronautas del Apollo XI visitaron el puerto de Acapulco, en su época más gloriosa, cuando la ciudad turística era referente del glamour y la fama mundial.

Jose Jaime Casarín Reyes fue el acapulqueño que tuvo el privilegio de atender a los astronautas Neil Armstrong, “Buzz” Aldrin y Michael Collins en sus visitas a Acapulco.

En entrevista exclusiva para ANews, el acapulqueño que ahora reside en Ensenada, Baja California, recuerda la experiencia de convivir con el primer hombre en pisar la Luna.

“Yo tenía 25 años y estaba encargado de las relaciones públicas en Las Brisas de la cadena  Hilton y estaba a cargo de los invitados especiales y de su atención. Conocerlos fue una experiencia que marcó mi vida”, señala Casarín.

No fue La Quebrada ni sus playas lo que más llamó la atención de los astronautas, sino el buceo subterráneo que hicieron entrando por “La Cueva del Diablo”.

Era un recorrido de dos horas y debían llevar doble tanque– cuenta Casarín.

¿No era mucho riesgo que un trío de personajes tan famoso hiciera un recorrido subterráneo de dos horas por un tramo poco explorado de Acapulco?- pregunta el reportero.

¿Qué más peligro puede haber que viajar al espacio?– dice mientras recuerda que le pidieron los acompañara en el trayecto- yo decidí esperarlos afuera, a la salida, allá por Pie de la Cuesta.

El tramo de dos horas lo recorrieron en una y de los dos tanques únicamente habían utilizado uno.

“Decían que es más difícil respirar en el espacio que en el agua” razón por la cual casi no consumieron oxígeno, además de que el fuerte entrenamiento para viajar al espacio los mantenía en excelente condición física, razón de hacer el recorrido en la mitad del tiempo.

Recuerda y nos comparte algunas fotos de una recepción que les hicieron en Las Brisas. En una de las fotos, Collins le describe cómo fue esperar a que Amstrong y Aldrin regresaran a la nave que orbitaba sólo alrededor de la Luna.

“Para mí ese fue el más cabrón, quedarse solo dando vueltas en la Luna mientras aquellos dos estaban al menos pisando la Luna, fue muy díficil”, relata.

Casarín Reyes relata que el haber llegado a la Luna cambió completamente a los astronautas, pues los conoció en Acapulco antes y después de la misión espacial.

“Neil Amstrong regresó muy cambiado, transformado, era muy serio, casi no hablaba y después él y “Buzz” Aldrin  vieron solos, casi ermitaños, se retiraron a vivir solos y se divorciaron de sus esposas”. Collins quien no pisó la luna pues era piloto del módulo espacial desarrolló una vida normal y a la fecha es escritor.

Casarín Reyes conserva entre sus recuerdos fotografías autografiadas con los astronautas, así como diversos afiches que le regalaron. Se volvió aficionado al espacio y plasmó paisajes espaciales en bastidores de madera redondos que mantiene colgados en su casa.

Una vez que la economía decreció en Acapulco, migró a los Estados Unidos, vivió por más de 40 años en California en donde obtuvo la ciudadanía estadounidense y después, ya en el retiro, se fue a vivir con su esposa, Guillermina Torres Navarro, a una colonia de americanos en Ensenada, Baja California.

Sus experiencias con los astronautas del Apolo XI siguen vigentes, cuando puede da conferencias entre la comunidad americana radicada en Baja California y expone parches, objetos y “piedras lunares” que  recoge y redecora para que luzcan tal cual.

“Fue un privilegio convivir con Amstrong, Aldrin y Collins, aún recuerdo que los lleve a comer al mercado, a conocer las playas y La Quebrada, pero su mejor experiencia fue recorrer La Cueva del Diablo”, recuerda Casarín.

Advertisement
Click to comment

¿Tienes algo qué agregar?

Loading Facebook Comments ...

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Acapulco

Redes sociales

Guerrero

Nacional

Tendencias