Connect with us

Internacional

Por error administrativo Conacyt no renovó becas en el extranjero

Por un error administrativo y la falta de solo un requisito burocrático, el Conacyt no renovó becas de investigación de mexicanos en el extranjero.

Adán José-García hace investigación en inteligencia artificial. Después de estudiar en México una maestría y doctorado en Ciencias de la Computación, el año pasado consiguió una estancia posdoctoral en la Universidad de Manchester, en Inglaterra. Está desarrollando un proyecto de software que por medio de imágenes digitales detecte si un tumor de mama es benigno o es cáncer. Pero ahora, el financiamiento para continuar su investigación está en duda porque, por un error administrativo, el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) no renovó su beca para el segundo año de investigación.

Como él, otros 50 investigadores —según afirma en entrevista con Animal Político— se encontraron a finales de julio con que la renovación de su beca, algo que daban por descontado porque el presupuesto ya estaba asignado, había sido rechazada.

Entonces enviaron correos para preguntar qué había pasado y la explicación que recibieron, repetida para cada científico, fue que les faltó un documento. La jefa de departamento de Apoyos a la Consolidación, Irma Lucía Reyes Balleza, respondió en algunos casos que los proyectos sí fueron evaluados, pero finalmente no se tomaron en cuenta en el proceso de selección por “incumplimiento administrativo”, ya que después de enviada la solicitud no podía ser modificada y se consideró incompleta.

El correo cierra diciendo que no hay posibilidad de modificar la decisión y que invita a participar en convocatorias futuras. Esto a pesar de que se trataba de una convocatoria de renovación de investigaciones ya iniciadas…

Esta situación es diferente y se suma a la reclamada en semanas previas por estudiantes de doctorados en el extranjero, que también se organizaron porque no se les estaba renovando el apoyo a sus estudios y que Conacyt dijo que se sí se otorgarían como “casos de fuerza mayor”.

Las estancias posdoctorales duran dos años, pero para financiar el segundo año, el Conacyt abre una convocatoria particular donde solicita que se compruebe el avance mayor al 60% del proyecto.

Estas becas de continuidad de estancias posdoctorales, según explica la propia convocatoria, consisten en 2 mil dólares mensuales (casi 40 mil pesos) durante un año y un pago de 715 dólares para seguro de gastos médicos en el extranjero. No incluye boletos de avión u otros pasajes, renta de departamento ni equipos de laboratorio, gastos que el solicitante debe estar en posibilidades de cubrir por sí mismo.

En 2018, 280 investigadores consiguieron apoyo para posdoctorado en el extranjero, pero ahora solo se dio la renovación para segundo año a 88 personas, el 31%. Este porcentaje es menor al de otras ocasiones: por ejemplo, hace un año renovaron 43 de los 98 que se habían ido en 2017, el 44%, y en 2017 renovaron 113 de 191 iniciadas el periodo previo, el 59%.

“La directora del Conacyt mencionó recientemente que todos los proyectos que fueron presentados y aprobados por los expertos que se encargan de evaluarlo, ella comentó que fueron otorgadas las becas, y la verdad es que, desde nuestra perspectiva, eso no es cierto. Un gran porcentaje de los proyectos que no fueron aprobados se debió a causas administrativas”, lamenta Adán.

¿Cuál fue el problema en la plataforma?

Gracias a un grupo en la red social Facebook, los afectados empezaron a compartir sus casos y se dieron cuenta de que el rechazo de becas por solicitudes incompletas era un problema generalizado. A todos les había faltado un mismo documento: una identificación del investigador anfitrión con el que trabajan.

La confusión ocurrió porque Conacyt modificó la plataforma digital, llamada MIIC, donde se hacen las solicitudes. Antes, enlistaba cinco documentos requeridos: la carta invitación de la institución a la que se querían ir, su título de doctorado, el CV del investigador anfitrión, el formato de solicitud de beca, y la identificación oficial con firma del investigador anfitrión.

Sin embargo, en mayo, cuando se activó la plataforma para las nuevas solicitudes de renovación, ya solo enumeraba tres documentos: carta de invitación, informe de avance de la estancia y formato CPNPC. En los tres había una casilla donde indicaba el estatus, que les marcaba como “aceptado”.

Fuente  https://www.animalpolitico.com

Anuncio
Click to comment

¿Tienes algo qué agregar?

Loading Facebook Comments ...

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Acapulco

Guerrero

Nacional


Tendencias