Connect with us

Internacional

Cardenal Brenes sobre ataque en la Catedral de Managua: “Es un acto de terrorismo”

Un hombre de identidad desconocida lanzó este viernes 31 de julio una bomba molotov adentro de la capilla de la Catedral de Managua, lo que provocó un incendio que calcinó la imagen de la Sangre de Cristo. «Este fue un acto planificado, planificado con mucha calma», sentenció el cardenal Leopoldo Brenes.

Según testigos, el hombre entró y solamente dijo «vengo a la Sangre de Cristo». El sujeto estaba encapuchado y llevaba algo en la mano, pero los testigos no pudieron identificar qué era.

Tras conversar con los testigos, el cardenal afirmó que el responsable pasó más de 20 minutos dando vueltas alrededor de la Catedral antes de lanzar la bomba. «Hasta planificó por dónde iba a salir. Hay una verja que se nos robaron hace poco y por ahí salió. O sea que él calculó todo: cómo entrar, por dónde hacerlo y luego por dónde escapar. Esto estaba planificado», aseguró.

Adentro de la capilla estaba una trabajadora del templo y un feligrés orando, quienes fueron los que vieron al hombre lanzar el artefacto y dieron parte a las autoridades sobre el incendio.

Alba Ramírez, una testigo, afirmó que el hombre que lanzó la bomba es conocido. «Es un gran odio (a la Iglesia católica) estos se están metiendo con Dios… tarde que temprano esa persona que fue mandada va a pagar, va arder en el infierno. Nosotros adoramos esa imagen porque esa imagen representa la sangre de nuestro Señor Jesucristo», dijo Ramírez.

Brenes fue enfático en asegurar que este fue un acto terrorista. «Así lo quiero decir claramente: es un acto terrorista, un acto de amedrentar a la Iglesia en su misión evangelizadora».

La Arquidiócesis de Managua calificó el hecho como «un acto de sacrilegio y profanación totalmente condenable». Añadió que «debemos permanecer en constante oración para derrotar a las fuerzas malignas». En la misma línea, el cardenal Brenes sentenció que «esto fue un acto de terrorismo e incendiario».

El templo alberga la imagen de la Sangre de Cristo, que tiene 382 años de antiguedad. Esta quedó totalmente calcinada. «Con el calor, la mitad del rostro se desprendió, pero la imagen quedó calcinada, vamos a evaluar con calma porque es una imagen preciosa de más de 300 años», dijo Brenes.

Sobre los responsables de dicho acto, el arzobispo de Managua comentó que no es estilo de la Iglesia acusar a nadie, pero sí denunciar. «Creo que el tiempo va a acusarlos. Vemos cómo muchos que nos han atacado han perecido más adelante. Como decía el señor cardenal un día ‘la iglesia siempre ve pasar el entierro de sus perseguidores’», exclamó Brenes.

El obispo auxiliar de Managua, Silvio Báez, dijo en su cuenta de Twitter que se comunicó con religiosas y sacerdotes de la Catedral tras el incendio. «Hemos llorado juntos a causa del incendio que ha ocurrido en la capilla de la venerada imagen de la Sangre de Cristo. ¡Mi cercanía y mi oración con el pueblo de Nicaragua en este doloroso momento!», escribió Báez.

Rosario Murillo deja entrever que la causa fueron las veladoras

La vicepresidenta designada del país dejó entrever, en su acostumbrada comunicación diaria, que el incendio en la capilla se debió a «las veladoras que encienden los feligreses que buscamos siempre cómo pagar promesas a nuestros santos, en este caso, a nuestra Sagrada Sangre de Cristo».

Con ese discurso, la también primera dama no condenó el ataque contra la Iglesia católica y solo dijo que siempre se debe tener precaución por las veladoras y que esperarán el diagnóstico del cuerpo de bomberos.

«Lamentablemente se dio ese incendio, se combustionó, se quemó la estructura de aluminio, las cortinas y las flores que la adornaban», mencionó Murillo y añadió que tanto los bomberos como los peritos de la Policía están investigando y en las próximas horas van a emitir el dictamen de las causas de este incendio.

«Les hemos pedido que sean rápidos para que podamos tener todos la información necesaria sobre las causas de este incendio. Lamentablemente no entendemos las personas que las veladoras hay que ponerlas a ciertas distancias de las imágenes para que no se produzcan eventos como este y procuremos siempre cuidar nuestro patrimonios culturales», afirmó.

Sobre esto, el cardenal Brenes negó que las veladoras tuvieran algo que ver. «Dentro de la capilla no hay ninguna vela y tampoco tenemos cortinas. O sea que no podemos pensar que el incendio, entre comillas, puede ser ese (el origen)», sentenció el cardenal.

Ataques recientes

El ataque a la Catedral este viernes es una más de las agresiones que ha sufrido recientemente la Iglesia católica del país. El pasado miércoles, la capilla Nuestra Señora del Perpetuo Socorro, de Nindirí, Masaya, fue profanada por personas sin identificar. Los delincuentes robaron la custodia y el copón, quebraron imágenes, ultrajaron el sagrario, pisotearon las hostias, quebraron bancas, ocasionaron daños a muebles, puertas y tubería, denunció la parroquia.

Previo al ataque en Nindirí, el pasado 25 de julio se registró otro en la capilla de la parroquia Nuestro Señor de Veracruz, en Masaya. Esta fue profanada por personas desconocidas que robaron micrófonos, cables, amplificadores, parlantes y alcancías del templo. Dicha profanación fue denunciada, también a través de Facebook, por el presbítero Pablo Villafranca, párroco de Nuestro Señor de Veracruz, quien aseguró en esa ocasión que dicho acto le causó «impotencia, dolor y frustración».

«Vemos en todo esto (los ataques) una serie de detalles que nos preocupa», dijo Brenes este viernes y llamó a la feligresía a mantenerse en oración.

Con información de La Prensa

Anuncio
Click to comment

¿Tienes algo qué agregar?

Loading Facebook Comments ...

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Acapulco

Redes sociales

Guerrero

Nacional

Tendencias