Connect with us

Coronavirus

Los gatos se volvieron más cariñosos durante la pandemia, según encuesta

gatos se vuelven cariñosos en pandemia

Un nuevo estudio publicada en la Revista Internacional de Investigación Ambiental y Salud Pública sugiere que el tiempo adicional de ser mimados por sus humanos durante los encierros ha hecho que muchos gatos parezcan más afectuosos. Esto puede ser una sorpresa para algunos, dada la reputación a menudo injusta de los gatos de ser distantes.

Muchos de nosotros sabemos de primera mano lo valiosas que han sido nuestras mascotas durante la rareza y el estrés de la pandemia y los encierros asociados. Los estudios han respaldado esto, mostrando que las mascotas han proporcionado alivio del estrés y reducido la soledadsin importar de qué especie sean.

“Tengo dos gatos rescatados, uno estaba muy asustado, pero ahora está mucho más tranquilo ahora que estoy en casa todos los días”, dijo un participante del estudio.

Un equipo dirigido por investigadores de las universidades de York y Lincoln en el Reino Unido encuestó a 5.323 personas con animales de compañía, incluidos caballos, reptiles, aves y peces, junto con los habituales, gatos y perros, para ver qué efecto han tenido los cambios masivos en las rutinas de los humanos sobre ellos.

Más del 65 por ciento de los participantes informaron cambios en el comportamiento de sus animales de compañía durante su primer encierro en 2020. Los participantes respondieron varios conjuntos de preguntas sobre sus animales, su propia salud mental y sus relaciones. También se les invitó a dejar más comentarios.

En general, muchos propietarios informaron mejoras en sus animales de compañía, pero de todas las especies, los perros mostraron los cambios más negativos. “Mi perro se ha vuelto mucho más necesitado y aúlla si salgo de la casa sin él, incluso si es solo para hacer jardinería y puede verme”, explicó otro dueño de mascota. “Volver al trabajo será muy duro para él”.

Alrededor del 10 por ciento de los dueños de perros, gatos y caballos notaron que sus animales de compañía estaban inquietos por los cambios, pero hasta el 30 por ciento encontró que parecían más relajados y hasta el 15 por ciento observó que sus mascotas estaban más enérgicas y juguetonas. Aproximadamente un tercio de los propietarios, en su mayoría padres de perros y gatos, notaron que sus compañeros animales los seguían más de lo habitual.

Un gran problema que identificaron los dueños de perros fueron los cambios en las rutinas de ejercicio y la socialización. “Mi perro extraña la socialización; no entiende lo que ha sucedido”, aseguró un encuestado. “Es un labrador muy amigable y no entiende por qué la gente ya no le hace un escándalo, la gente cruza la calle para evitarlo”.

También hubo algunos gatos a los que también les faltaron sus interacciones habituales. “Mi gato es un gato de terapia registrado. Nos estamos perdiendo nuestras visitas; estamos deseando volver a visitar a sus fans. Se está perdiendo toda su adoración y su alboroto”.

La científica de salud de la Universidad de York, Emily Shoesmith, y sus colegas también analizaron la salud mental de los propietarios antes y durante los cierres para ver si eso estaba asociado con alguno de los cambios. “Nuestros hallazgos indican que una salud mental deficiente puede aumentar la atención que se presta al animal de compañía”, advirtió Shoesmith. “El compromiso empático puede aumentar la notificación de cualquier cambio, tanto positivo como negativo, en el bienestar y el comportamiento de los animales”.

Curiosamente, las mascotas cuyos dueños tenían peores puntuaciones de salud mental antes del encierro no observaron tantos cambios en sus mascotas durante el encierro como aquellos que encontraron que su salud mental se deterioró durante el encierro.

“El estado de salud mental del propietario tiene un efecto claro en el bienestar y el comportamiento de los animales de compañía”, explicó Daniel Mills, especialista en comportamiento clínico de animales de la Universidad de Lincoln. “Es claramente algo que debemos considerar cuando buscamos hacer lo mejor para los animales que cuidamos”.

El equipo sospecha que la percepción de un mayor afecto observado en el 35,9 por ciento de los gatos se debe posiblemente a cambios en el comportamiento de los dueños, ya que los humanos buscan una mayor compañía y un contacto físico cercano. Esto puede haber alentado a los gatos a buscar más golosinas y otros recursos de sus dueños, sugieren.

Shoesmith y sus colegas señalan que hay muchas limitaciones involucradas en estudios de encuestas como estos; por ejemplo, las respuestas autoinformadas significan que pueden reflejar el estado mental del propietario en ese momento, en lugar de una respuesta objetiva. Los encuestados tampoco representan con precisión a la población del Reino Unido: la mayoría de los participantes eran mujeres.

Sin embargo, este último estudio contribuye a otros que también sugieren que los cambios en nuestros hábitos tienen un impacto significativo en los animales con los que compartimos nuestra vida. También demuestra el valor de pasar más tiempo con nuestras queridas mascotas: ¡ellas también lo aprecian claramente!

Anuncio
Click to comment

¿Tienes algo qué agregar?

Loading Facebook Comments ...

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Acapulco

Guerrero

Nacional


Tendencias