Connect with us

Acapulco

Rodolfo Neri Vela, a 36 años del viaje a las estrellas del nacido en Chilpancingo, Guerrero

Carlos Ortiz Peña

Acapulco, Gro., 26 Noviembre 2021.- Hace 36 años, Rodolfo Neri Vela hacía historia convirtiéndose en el primer mexicano astronauta en ir al espacio en una misión de la NASA.

Desde siempre, Guerrero ha sido cuna para muchas de las grandes obras y glorias del país… desde la lucha de la Independencia y hasta los más grandes aportes científicos.

Un 26 de noviembre de 1985, el mexicano formaba parte de la tripulación que viajaría a la luna para llevar a cabo un par de experimentos en el cultivo de plantas.

Neri Vela nació un 19 de febrero de 1952 en la ciudad de Chilpancingo, la capital del estado de Guerrero; desde temprana edad, el astronauta siempre mostró un ávido interés por el conocimiento.

Es egresado de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) como ingeniero en Comunicaciones y Electrónica en la Facultad de Ingeniería. Pero lejos de concluir su educación ahí, el chilpancinguense continúo con su educación.

Fue en 1976 cuando realizó una maestría en Sistemas de Telecomunicaciones en la Universidad de Essex, en Inglaterra para que finalmente realizara un doctorado en el área de Electromagnetismo Aplicado en la Universidad de Birmingham.

Hasta este momento, el ser astronauta no estaba enteramente en sus planes… sin embargo, con su talento y el interés del gobierno mexicano en poner en órbita un satélite, cambió su vida.

¿Cómo llegó a ser astronauta?

Fue hasta que tuvo el doctorado cuando Neri Vela fue seleccionado por la NASA para ser parte de la misión con el nombre clave STS-61-B y su principal objetivo era poner en órbita tres satélites entre ellos el que sería la primera colaboración entre la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) con la agencia espacial estadounidense.

Los satélites que se pusieron en órbita en esa misión fueron el AUSSAT-2 de Australia, el SATCOM K2 de Estados Unidos y el Morelos II de México.

Hasta ahí todo parecía “sencillo”, pero una vez que fue seleccionado, tuvo que comenzar una preparación intensa y exhausta, pues las condiciones eran completamente diferentes a las que él (y cualquiera) estaba acostumbrado.

Cerca de casi seis meses el doctor se preparó en las instalaciones del Centro Espacial Lyndon B. Johnson en Houston, Texas. Ahí, junto a Neri Vela entrenaron otros dos mexicanos, Ricardo Peralta y Francisco Javier Mendieta, ambos eran sustitutos del doctor en caso de que no pudiera continuar con la misión.

De acuerdo con su testimonio, la misión en el espacio no fue tan extensiva; por 6 días, 21 horas, 4 minutos y 49 segundos, Neri Vela estuvo fuera del planeta y, como narra en su página web, constató que giró en la tierra 109 veces.

A la par de su misión principal, Neri Vela también estuvo registrando los resultados de experimentos relacionados con el cultivo de amaranto y bacterias.

Aporte mexicano a la dieta espacial

Neri Vela no solamente marcó un hito en la carrera espacial en nuestro país, también dejó un aporte significativo para la dieta de los astronautas del mundo.

Neri Vela argumentó en las preparaciones de la misión, la importancia de tener tortillas de maíz como parte de la dieta principal de los astronautas, pues en la gravedad cero, la tortilla no genera las migajas que el pan sí… y que además son un grave problema (imagina lo que es tenerlas flotando y que puedan provocar una falla técnica en los controles).

Cuando regresó a la Tierra, el doctor Neri Vela continúo con su preparación enfocándose ahora a desarrollar su carrera científica, logrando que entre los años 1989 y 1990, la Agencia Espacial Europea lo invitara a colaborar con la elaboración de la Estación Espacial Internacional.

Anuncio
Click to comment

¿Tienes algo qué agregar?

Loading Facebook Comments ...

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Acapulco

Guerrero

Nacional


Tendencias