Guerrero

Gobierno de Guerrero venderá El Partenón de Durazo: Evelyn Salgado

Acapulco.- La gobernadora, Evelyn Salgado Pineda dijo que su gobierno busca vender la mansión ubicada en Zihuatanejo y conocida como ‘El Partenón’, ex propiedad del denostado ex jefe policiaco de la Ciudad de México durante la década de 1970, Arturo El Negro Durazo. Entrevistada, la mandataria reiteró que también se busca vender la Casa Acapulco, […]

Nelson Rojas
enero 05, 2022 9:59 pm

Acapulco.- La gobernadora, Evelyn Salgado Pineda dijo que su gobierno busca vender la mansión ubicada en Zihuatanejo y conocida como ‘El Partenón’, ex propiedad del denostado ex jefe policiaco de la Ciudad de México durante la década de 1970, Arturo El Negro Durazo.

Entrevistada, la mandataria reiteró que también se busca vender la Casa Acapulco, ubicada en la Ciudad de México, así como varias camionetas blindadas pertenecientes al gobierno del estado y utilizadas por funcionarios estatales de alto rango.

“Estamos tratando de que se vendan las camionetas, de que se venda la casa Acapulco, de que se venda El Partenón en Zihuatanejo, de que se vendan algunos muebles inmuebles que no son necesarios, que no se están utilizando para ninguna dependencia y que no tienen ningún uso social, político”, sostuvo.

La decisión, sostuvo, va encaminada a replicar la política de austeridad y de “devolver al pueblo lo robado” impulsada por el presidente, Andrés Manuel López Obrador.

En octubre de 2019, Héctor Astudillo Flores, ex gobernador de Guerrero, afirmó que tras haber obtenido en forma definitiva la jurisdicción de dicha propiedad, esta sería dispuesta para un centro cultural, aunque reconoció que la misma se hallaba deteriorada.

La carrera de Durazo dentro del gobierno empezó cuando su amigo, el ex presidente José López Portillo, lo puso al frente de la Dirección General de la Policía y Tránsito del entonces Distrito Federal.

La fama de Arturo Durazo Moreno está ligada a casos de corrupción, homicidios y abusos policíacos. Uno de los más recordados es la matanza de Río Tula, en 1981, cuando durante su gestión aparecieron 12 cuerpos con huellas de tortura tirados en un colector sanitario.

«