Covid-19
Covid prolongado podría causar daños ocultos en pulmones

Londres.- Un pequeño estudio piloto realizado en el Reino Unido sugiere que algunas personas con Covid-19 prolongado podrían desarrollar daños ocultos en sus pulmones. Los científicos utilizaron un novedoso método de exploración con gas xenón para detectar anomalías pulmonares no identificadas por las exploraciones rutinarias. Se centraron en 11 personas que no habían necesitado atención […]

Nelson Rojas
enero 29, 2022 10:40 pm

Londres.- Un pequeño estudio piloto realizado en el Reino Unido sugiere que algunas personas con Covid-19 prolongado podrían desarrollar daños ocultos en sus pulmones.

Los científicos utilizaron un novedoso método de exploración con gas xenón para detectar anomalías pulmonares no identificadas por las exploraciones rutinarias.

Se centraron en 11 personas que no habían necesitado atención hospitalaria cuando se contagiaron por primera vez de Covid, pero que experimentaron una disnea de larga duración tras su infección inicial.

Se está realizando un estudio más amplio y detallado para confirmar los resultados.

El trabajo se basa en un estudio anterior en el que se analizó a personas que habían sido ingresadas en el hospital con Covid-19.

Los investigadores afirman que los hallazgos arrojan algo de luz sobre por qué la disnea es tan frecuente en Covid-19 de larga duración, aunque las razones para sentir falta de aire suelen ser muchas y complejas.

El Covid prolongado se refiere a una serie de síntomas que continúan durante muchas semanas después de una infección por coronavirus y que no pueden explicarse por otra causa.

El equipo, procedente de Oxford, Sheffield, Cardiff y Manchester, comparó las exploraciones con gas xenón y otras pruebas de función pulmonar en tres grupos de personas.

Se trataba de personas con Covid prolongado y disnea que no habían sido hospitalizadas cuando se infectaron, 12 personas que habían sido hospitalizadas con Covid pero no tenían Covid prolongado, y 13 personas sanas como “controles”.

Con el novedoso método, desarrollado por la Universidad de Sheffield, todos los participantes inhalaron gas xenón durante una resonancia magnética.

El gas se comporta de forma muy similar al oxígeno, pero puede rastrearse visualmente durante las exploraciones, por lo que los científicos pudieron “ver” cómo se desplazaba desde los pulmones hasta el torrente sanguíneo, un paso crucial en el transporte de oxígeno por el cuerpo.

Los investigadores descubrieron que, en la mayoría de las personas con Covid prolongado, la transferencia de gases era menos eficaz que en los controles sanos.

Las personas que habían sido ingresadas en el hospital por Covid presentaban anomalías similares.

Emily Fraser, investigadora principal y especialista en pulmones, dijo que era frustrante que la gente viniera a la clínica y no pudiera explicarles exactamente por qué les faltaba el aire. A menudo, las radiografías y los TAC no muestran ninguna anomalía.

“Se trata de una investigación importante y realmente espero que arroje más luz al respecto”, expresó.

“Es importante que la gente sepa que las estrategias de rehabilitación y el reentrenamiento respiratorio pueden ser realmente útiles”, añadió.

«