Nacional
El AICM y su primer vuelo con destino a Acapulco

Acapulco, Gro., 27 de marzo de 2022.- Ahora que la polémica sobre los dos aeropuertos en la zona metropolitana de México, vale la pena recordar que, el primer vuelo que se hizo en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, fue nada más y nada menos que al puerto de Acapulco. El vuelo proveniente […]

Carlos Ortiz
marzo 28, 2022 8:48 am

Acapulco, Gro., 27 de marzo de 2022.- Ahora que la polémica sobre los dos aeropuertos en la zona metropolitana de México, vale la pena recordar que, el primer vuelo que se hizo en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, fue nada más y nada menos que al puerto de Acapulco.

El vuelo proveniente del Aeropuerto Central, como se llamaba antes, tuvo una gran relevancia en nuestro país, pues al ser el principal centro que conectaría con el resto de los estados del país, grandes figuras de la élite mundial pasaron por ahí, como John F. Kennedy y estrellas como Marilyn Monroe.

Por cerca de casi un siglo, el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) Benito Juárez fue el área principal de aterrizaje y despegue de aeronaves para la capital, pues desde tiempos de la Revolución ya se hablaba del Aeródromo de Balbuena.

Pero como gran parte de la infraestructura con sentido social y de tránsito cotidiano, el “puerto aéreo” demando una infraestructura más apropiada por la creciente población que comenzaba a transitar por ahí.

Fue entonces que el 19 de noviembre de 1952 el presidente Miguel Alemán inauguró el llamado “Aeropuerto Central”, tras años de obras y servicio, con instalaciones más modernas y adecuadas para la creciente demanda de vuelos nacionales y, sobre todo, iniciar con los vuelos internacionales.

Las notas del periódico informaron que la construcción contó con un presupuesto de 55 millones de pesos que se repartieron entre las pistas de aterrizaje (36 millones) y la “estación de pasajeros”, que sería parte de la actual Terminal 1 del AICM.

Las principales “unidades” eran tres: el ala nacional, una zona central y el ala internacional, en ellas estaban las oficinas de Aduana, Migración y Sanidad.

Ambas alas compartían servicios de telégrafo, correo, teléfono, cafetería y agencias de turismo e información.

Agustín García López, quien era el secretario de Comunicaciones, aseguró en su momento que los vuelos comerciales en México habían pasado de 89 mil 242 pasajeros en 1940 a más de un millón para 1952.

Con la construcción de la pista principal, la prolongación y rehabilitación de otras, así como modificaciones de la misma “estación”, se planeaba asegurar el aeropuerto resultara funcional aunque hubiera un aumento de tráfico aéreo.

Hasta antes de la pandemia, en 2019, el AICM alcanzó un récord de 50 millones de pasajeros en un año.

«