Nacional

Gatos de Palacio Nacional tendrán presupuesto de alimentación y cuidados

Los gatos que viven en Palacio Nacional ahora serán reconocidos como “activos fijos vivos” por el Gobierno Federal

Gatos de Palacio Nacional tendrán presupuesto de alimentación y cuidados
Carlos Ulloa
abril 01, 2024 7:18 pm
social

Ciudad de México, 1.- de abril de 2024.- El presidente Andrés Manuel López Obrador ordenó que los gatos residentes en Palacio Nacional sean reconocidos como “activos fijos vivos” por el gobierno federal, medida que busca garantizar un presupuesto dedicado específicamente a su alimentación y cuidado de por vida, convirtiéndolos en los primeros animales en la historia del país en recibir tal reconocimiento.

En una entrevista Adriana Castillo Román, directora General de la Conservaduría de Palacio Nacional y Patrimonio Cultural, reveló que este reconocimiento conlleva la colocación de un chip de identificación en cada uno de los 19 gatos que residen en el recinto histórico, los cuales permiten monitorearlos y proporcionarles el cuidado adecuado en todo momento.

Somos la primera institución pública en la que los animales son parte del inventario, son considerados activos fijos vivos de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público. Esto garantiza que, incluso después de que no estemos aquí, los gatos seguirán siendo cuidados“, explicó.

La historia de estos felinos se remonta a diciembre de 2018, cuando el presidente López Obrador asumió el cargo y su equipo descubrió que los gatos estaban viviendo en condiciones insalubres y descuidadas en las instalaciones de su oficina. Ante esta situación, la dirección de Conservaduría intervino para garantizar su bienestar, en colaboración con la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

En marzo de 2019, el médico veterinario Jesús Arias fue designado como responsable de la salud y alimentación de los gatos, después de una serie de revisiones realizadas por las clínicas móviles de la UNAM. Asimismo, se implementó un plan integral que incluía la captura, vacunación, esterilización y monitoreo de la salud de los felinos.

Cada gato recibió un chip de identificación que contiene información detallada sobre su lugar favorito, sexo, edad aproximada, color, peso, enfermedades y nivel de tolerancia al contacto con las personas. Estos felinos, que varían en edades entre los 13 y 16 años, son parte de cuatro comunidades y algunos viven de forma individual, contando con sus propias casas instaladas en los jardines del recinto.

«