Ocio y Estilo de Vida
Esta es la razón por la que febrero sólo tiene 28 días

Ciudad de México.- ¿Te has preguntado alguna vez por qué febrero es el mes más corto del año? Si echas un vistazo a tu calendario, te darás cuenta de que febrero sólo tiene 28 días, mientras que los demás meses tienen 30 o 31 días. Lo creas o no, el calendario que conocemos hoy se […]

Nelson Rojas
enero 28, 2022 10:46 pm

Ciudad de México.- ¿Te has preguntado alguna vez por qué febrero es el mes más corto del año? Si echas un vistazo a tu calendario, te darás cuenta de que febrero sólo tiene 28 días, mientras que los demás meses tienen 30 o 31 días.

Lo creas o no, el calendario que conocemos hoy se basa en el antiguo calendario romano. Fue inventado en el siglo VIII a.C. por un rey llamado Numa Pompilio.

Por aquel entonces, Roma era una civilización en crecimiento y estaba en plena fase de invención.

Existe el rumor de que la razón por la que febrero es el mes más corto del año es que otro emperador, llamado César Augusto, robó un día de febrero para añadirlo al mes que lleva su nombre: agosto. Sin embargo, la verdadera razón por la que febrero es más corto comienza con el hecho de que el primer calendario sólo tenía 10 meses.

La agricultura era una actividad importante en la antigua Roma. Los agricultores romanos cosechaban trigo, espelta y cebada, que eran básicamente todos los ingredientes para hacer su comida favorita, el pan.

La agricultura era tan importante para los romanos que el rey Pompilio ni siquiera se molestó en nombrar el tiempo entre cosechas. El año civil comenzaba en marzo y terminaba en diciembre. Todo lo demás se llamaba simplemente invierno.

Sin embargo, como el calendario sólo duraba 10 meses, empezó a no coincidir con el calendario lunar, que seguía las fases de la luna. El calendario lunar tenía 355 días al año y 12 ciclos lunares (o meses), mientras que el calendario romano sólo contaba con 10.

Ante la confusión, los romanos no sabían si seguir el calendario lunar de 12 meses o el nuevo calendario de 10 meses inventado por el rey Pompilio. Para resolver este problema, el rey añadió dos meses más después de diciembre y los llamó enero y febrero.

Sin embargo, esto causó más problemas porque los antiguos romanos pensaban que los números pares (2,4,6,8, etc.) daban mala suerte. Por ello, el rey Pompilio hizo que los meses tuvieran 29 o 31 días, pero las matemáticas seguían sin cuadrar con el calendario lunar.

Uno de los meses tenía que ser par, así que el pobre febrero sacó la paja de la mala suerte con 28 días. Probablemente porque era el último mes del año. Ya que en aquella época, el comienzo del nuevo año era el 1 de marzo, no el 1 de enero como ahora.

Mucho más tarde, Julio César reordenó el calendario una vez más, dándole finalmente los 365 días que conocemos hoy en día, mientras que Febrero seguía manteniendo su corta duración.

«