Opinión
El renacimiento del PRI no se puede logar con guerra de lodo

Al hacer un llamado a no pelear por los “despojos del PRI”, el dos veces secretario de información, prensa y propaganda y miembro activo del Revolucionario Institucional desde hace 45 años, Miguel Ángel Hernández Albarrán, consideró que se debería impulsar la unidad en el tricolor para renovar la dirigencia estatal. En breve entrevista, el también […]

Nelson Rojas
enero 20, 2022 4:13 am

Al hacer un llamado a no pelear por los “despojos del PRI”, el dos veces secretario de información, prensa y propaganda y miembro activo del Revolucionario Institucional desde hace 45 años, Miguel Ángel Hernández Albarrán, consideró que se debería impulsar la unidad en el tricolor para renovar la dirigencia estatal.

En breve entrevista, el también ex consejero político estatal y municipal, hizo un exhorto a la dirigencia nacional para que no se genere una “guerra de lodo” que “avergüenza y demuestra simple ambición personal y no de ideología política a favor de la militancia que dicen querer representar”.

El también ex diputado local suplente, demandó que no se vea al “PRI de Guerrero como una agencia laboral” y pidió que “no rehúyan al debate de altura de miras para defender lo que se ha logrado por el partido en los últimos años”.

El también editorialista estimó que, si no se aplican los aspirantes Mario Moreno Arcos, Alejandro Bravo Abarca y Ricardo Taja Ramírez, de quien consideró no le alcanza el capital político para dirigir al tricolor, en lugar de que “hagan renacer al PRI le aplicarán la eutanasia”.

“El partido no puede ser ring en el que se lance una guerra de lodo que en lugar de inyectarle vitalidad para hacerlo renacer le aplicarán la eutanasia que al tiempo causará que se extinga. Podría ser un cuarto en discordia que tenga capacidad política para unir a todos los ismos en el PRI, dijo.

Llamó al dirigente nacional PRI Alejandro Moreno a que “no se le debe olvidar que Guerrero es parte de la historia de México y parte de su historia política del propio PRI”.

Estimó que los actuales grupos políticos del ex gobernador Héctor Astudillo Flores, Manuel Añorve Baños y Rubén Figueroa Alcocer, deben conciliar para encontrar un cuadro que responda a las actuales necesidades del tricolor y con ello generar nuevas alianzas que permitan darle vitalidad al PRI y no llegarlo a la extinción.

Consideró que de cara al cambió en la dirigencia, “quienes aspiran deben dejar de mandarse mensajes y agredirse en redes sociales por plumas pagadas o a modo que lo único que provoca es degradarse y ofenderse, y vilipendiarse no le sirve al PRI. Echarle lumbre a las vanidades no sirve”, comentó.

«