• 13.02°C
  • 2 December, 2022
13.02°C 2 December, 2022
Opinión

La marcha – Propuestas y Soluciones

El financiamiento público, hace de los partidos políticos entidades de interés nacional. Cuentan con obligación de promover la cultura democrática, tienen la obligación de participar en elecciones y tener una vida interna democrática, acorde a sus principios de doctrina y estatutos.

Jorge Laurel
noviembre 23, 2022 8:10 pm

La rebeldía es la virtud original del hombre.

Arthur Schopenhauer (1788 – 1860). Filósofo del pesimismo. 

El domingo 13 de noviembre, se organizó una marcha que tuvo repercusión nacional, el objetivo fue una muestra de apoyo al INE, en la última propuesta de reforma electoral, que ha presentado el presidente, se propone una modificación al INE, que los opositores consideran como una regresión autoritaria. El hecho es que nuestra democracia es una de las más caras del mundo, no solamente porque el INE tiene un presupuesto alto, para poder organizar de manera profesional los procesos electorales, sino también porque los partidos políticos reciben una cantidad significativa de recursos para su funcionamiento. 

La idea es que dejen de recibir recursos públicos, que sus actividades sean cubiertas por sus propios militantes, esto ya sucedía antes, ¿cuándo? En 1988. En esas fechas, el PRI tenía la presidencia de la república, mayoría en las dos cámaras y todos los gobiernos estatales. ¿Por qué? Bueno, entre otras cosas, porque el partido en el gobierno era el único que manejaba recursos públicos y al mismo tiempo tenía el control del proceso electoral. Así que ganaba de todas… todas. 

El financiamiento público, hace de los partidos políticos entidades de interés nacional. Cuentan con obligación de promover la cultura democrática, tienen la obligación de participar en elecciones y tener una vida interna democrática, acorde a sus principios de doctrina y estatutos. 

Los opositores no desean esta modificación, porque le da ventaja al partido en el gobierno. 

¿Cómo se llevó a cabo la marcha? ¿Cuántos marcharon? El secretario de gobierno de la Ciudad de México, Martí Batres, presentó un informe de que habían marchado entre 8,000 a 12,000 personas, el presidente López Obrador, comentó que habían sido alrededor de 60,000, expertos en el tema del extinto estado mayor presidencial, calculan un mínimo de 640,000 y el cálculo de google, dada la densidad producida por el número de manifestantes y la extensión ocupada, nos proporciona un resultado mínimo de 810,000 personas en la Ciudad de México. 

En la gran mayoría de los estados, se llevaron a cabo algunas marchas, incluso aquí en el municipio de Acapulco. 

Otra de las iniciativas, es la reducción del número de diputados y del número de senadores. Los defensores de la propuesta argumentan que la idea es desaparecer a los legisladores plurinominales, quienes son los que han centralizado un rechazo ciudadano, al ser votados en listas y no por voto directo. 

La propuesta en realidad no habla de la eliminación de los plurinominales, propone la eliminación de los distritos de mayoría y elegir a los 300 diputados, por circunscripciones estatales, todos por vía de la representación proporcional. 

Los senadores bajarían de 128 a 96. Con el mismo sistema planteado para los estados. 

Esta propuesta, sería para el actual gobierno, como darse un balazo en el pie, ya lo hemos comentado con anterioridad. 

Tal vez es el cebo o la carnada, para que la oposición acepte. 

La propuesta más controversial es la elección por vía directa de los Consejeros Electorales. ¿Por qué el rechazo de la oposición? Porque esto haría, que las propuestas, de acuerdo al mecanismo sugerido en la reforma, queden mayoritariamente en manos del gobierno, y así fueran plurales, un partido mayoritario o hegemónico, mantendría el control. 

Los Consejeros electorales deben de contar con capacidad probada sobre derecho electoral, sobre derecho constitucional, no puede ser cualquiera. 

El INE debe tener el presupuesto necesario para mantener su independencia económica y poder realizar sin problemas, todas las funciones para que fue creado. 

El presidente, después de la marcha del 13 de noviembre, ha llamado a una nueva marcha que encabezará él, para el 27 de noviembre, día que juegan España versus Alemania, en la copa del mundo. El presidente tiene todo el derecho de marchar, al igual que lo hizo Gustavo Díaz Ordaz, después de 1968, o como lo hizo también José López Portillo, para defender la nacionalización de la banca. Las marchas, no son patrimonio político de la oposición, en los regímenes democráticos, todos pueden marchar. 

El destino de la marcha, puede ser variable, desde Palacio Nacional, hasta su quinta en Chiapas. Desde la ratificación de la vía transformadora de la 4T, para 2024, hasta su rechazo y olvido en el mismo proceso. 

Estamos seguros, que, dada la capacidad de convocatoria del presidente de la república, contando con las facilidades de ser gobierno, la marcha del 27 de noviembre será un éxito total, como lo fue las del día 13. 

¿Será hora de marchar? ¿O será hora de ponerse de acuerdo? ¿Deberemos de transitar por las vías de la reconciliación nacional?

Yo quisiera recordarles a los marchistas, de uno y otro bando, que para que México avance, Solamente Juntos, Lograremos Generar: Propuestas y Soluciones.

 JLG.

«
Opinión

Propuestas y Soluciones

En las elecciones intermedias de 2021, el estancamiento de la economía, la pandemia y el incremento desmedido de la violencia, le cobraron la factura al partido del presidente.

Adriana Olea
septiembre 13, 2022 5:09 pm

Presidenciables. Séptima parte

Jorge Laurel González

En política lo importante no es tener razón, sino que se la den a uno.

Konrad Adenauer (1876-1967).

Desde el 2012 el presidente Peña Nieto hizo un llamado al PAN y al PRD, para integrar el Pacto por México.

El Pacto por México fue un acuerdo político nacional firmado el 2 de diciembre de 2012 en el Castillo de Chapultepec en la Ciudad de México por el entonces Presidente de la República, Enrique Peña Nieto; Gustavo Madero Muñoz, Presidente del Partido Acción Nacional; Cristina Díaz Salazar, Presidenta Interina del Partido Revolucionario Institucional; y Jesús Zambrano Grijalva, Presidente del Partido de la Revolución Democrática.1 El Partido Verde Ecologista de México, a través de su vocero Arturo Escobar y Vega, se sumó como signatario del acuerdo el 28 de enero de 2013.​

El Pacto tuvo como acuerdo principal el profundizar el proceso democrático con base en tres ejes rectores:

  • El fortalecimiento del Estado Mexicano.
  • La democratización de la economía y la política, así como la ampliación y aplicación eficaz de los derechos sociales.
  • La participación de los ciudadanos como actores fundamentales en el diseño, la ejecución y la evaluación de políticas públicas.

El documento estuvo dividido en cinco secciones: Visión, Acuerdos, Acuerdos Presupuestales 2013, Método de Trabajo y Compromisos para las Reformas.

En la práctica el PRD apoyó al PRI en la aprobación del presupuesto, que fue votado en contra por el PAN, y el PAN aprobó la reforma energética, que fue votada en contra por el PRD. Y los tres partidos apoyaron la reforma educativa, que era ante todo una reforma laboral de los trabajadores de la educación. 

En el año 2015, la participación electoral bajó al 47.7 %, 15.4 % menos que la votación de 2012. El PRI conservó la primera minoría, con 31 % de la votación y 203 diputados.

El PAN quedó en segundo lugar, con 22 % y 109 diputados, el tercer lugar fue para el PRD, con 55 diputados obtenidos y un 11.5 % de la votación.

Fue la primera elección en que participó MORENA, como partido político y obtuvo en esa ocasión el 8.87 % y 35 diputados. 

De ahí siguieron PVEM, 7.3 %, 47 diputados. Movimiento Ciudadano, 6.44 %, 25 diputados, Nueva Alianza, 3.94 %, 11 diputados, Partido Encuentro Social, 3.51 %, 8 diputados, Partido del Trabajo, 2.99 % con 6 diputados obtenidos. 

Los escándalos por corrupción con varios gobernadores que terminaron encarcelados, la exposición sobre la “Casa Blanca” de Peña Nieto y el incremento de la violencia, preparó todo para que ahora sí, Andrés Manuel López Obrador, quien había sido candidato desde el 2000 (a la Jefatura de Gobierno) y a la presidencia de la república en 2006 y en 2012, lograra ganar la presidencia de la república, con su partido de reciente formación: “Morena” (Movimiento de Regeneración Nacional).

En esa elección, hubo una participación del 63 % de la población. 

Con el 53 % de la votación, Morena y sus aliados ganaron la presidencia, obteniendo la presidencia de la república y un total de 308 diputados. El PAN, el PRD y MC, con Ricardo Anaya, tuvieron un 22 % de votación y 129 diputados, el PRI, obtuvo el 16 % de la votación y 63 diputados, el otro candidato presidencial independiente, que se mantuvo hasta el final, fue Jaime Rodríguez Calderón, quien tuvo 5.23 % de la votación, sin representación en la cámara de diputados. 

Las expectativas que se generaron por este contundente triunfo (el hoy presidente, ganó en su momento 31 de las 32 entidades de la república, salvo Guanajuato, que lo ganó Ricardo Anaya) fueron muy amplias. Desde nuestra perspectiva, cometió antes del proceso electoral de 2021 dos errores, el primero económico, con la cancelación del Aeropuerto Internacional de Texcoco, ya que eso hubiera impulsado el turismo, la economía y el comercio internacional, el segundo fue político, al no permitir (en la práctica) el registro del partido México Libre, que impulsó Margarita Zavala y Felipe Calderón. Si México Libre hubiera participado en las elecciones de 2021, hubiera dividido el voto panista y eso hubiera ayudado para que Morena ganara más distritos, de esa manera contaría en este momento con mayoría calificada, al menos en la cámara de diputados, ya que la de senadores, se mantiene igual que en la elección de 2018. 

Al presidente y sus asesores, se les olvidó la máxima de Julio César: Divide et impera.

En las elecciones intermedias de 2021, el estancamiento de la economía, la pandemia y el incremento desmedido de la violencia, le cobraron la factura al partido del presidente, que ya no cuenta en este momento con sus aliados, con mayoría calificada y que de hecho requiere del voto del PT y del PVEM para poder aprobar el presupuesto. 

Para la próxima semana, hablaremos de los precandidatos de los partidos políticos, para la elección de 2024. 

Recuerden: Solamente Juntos Logramos Generar: Propuestas y Soluciones. 

«