Espectáculos
Detienen en EU al productor músical Ángel del Villar

Los Ángeles, 15 de junio de 2022.- Los productores musicales, Ángel del Villar y Luca Scalisi fueron detenidos por agentes del FBI, acusados de realizar negocios con un promotor de conciertos vinculado al Cartel Jalisco Nueva Generación. Del Villar, director general de Del Records y de su agencia de talentos subsidiaria Del Entertainment, y el […]

Nelson Rojas
junio 15, 2022 10:31 pm

Los Ángeles, 15 de junio de 2022.- Los productores musicales, Ángel del Villar y Luca Scalisi fueron detenidos por agentes del FBI, acusados de realizar negocios con un promotor de conciertos vinculado al Cartel Jalisco Nueva Generación.

Del Villar, director general de Del Records y de su agencia de talentos subsidiaria Del Entertainment, y el director financiero de Del Entertainment, Luca Scalisi, son nombrados en una denuncia penal que los acusa de “conspiración para realizar transacciones con propiedades de narcotraficantes especialmente designados en violación de la Ley Kingpin”.

Ambos han comparecido esta tarde en el Tribunal de Distrito de los Estados Unidos en el centro de Los Ángeles.

A Del Villar se le impuso una fianza de 100 mil dólares y a Scalisi otra por 35 mil dólares.

Sus comparecencias han sido programadas para el 20 de julio.

Un tercer acusado, Jesús Pérez Alvear, de Cuernavaca, también fue nombrado en la demanda, aunque se desconoce su paradero.

Pérez es un promotor musical que controla Gallistica Diamante, conocida como Ticket Premier, un negocio de promoción musical en México.

En 2018, la Oficina de Control de Activos Extranjeros del Departamento del Tesoro de Estados Unidos lo designó a él y a su empresa como “narcotraficantes especialmente designados”, alegando que él y Gallistica Diamante actuaron “en nombre de los cárteles de la droga mexicanos” al “facilitar el lavado de dinero y una red de prostitución internacional.

Según fiscales de Estados Unidos, Pérez promovió conciertos en México para Del Entertainment hasta marzo de 2019, a pesar de que su designación como “narcotraficante especialmente designado” impide que las personas en Estados Unidos hagan negocios con él y su compañía.

Si son declarados culpables de violar la Ley Kingpin, Del Villar y Scalisi se enfrentarían a una pena máxima de 30 años de prisión federal, mientras que Pérez se enfrentaría a un máximo de 10 años de prisión.

«