Internacional
Temor en Japón; se rompe ‘piedra asesina’ que contenía a un ‘zorro de nueve colas’

Tokio, 7 de marzo de 2022.- Una roca volcánica en Japón que se cree que mata a cualquiera que entre en contacto con ella se ha partido en dos, por lo que las autoridades decidieron reunirse para discutir el destino de la piedra. Según los mitos asociados a la “Sesshoseki” o “piedra asesina”, esta roca […]

Nelson Rojas
marzo 08, 2022 3:51 am

Tokio, 7 de marzo de 2022.- Una roca volcánica en Japón que se cree que mata a cualquiera que entre en contacto con ella se ha partido en dos, por lo que las autoridades decidieron reunirse para discutir el destino de la piedra.

Según los mitos asociados a la “Sesshoseki” o “piedra asesina”, esta roca contiene los restos deformados de Tamamo Mae, una hermosa mujer que estuvo involucrada en el asesinato del emperador japonés Toba.

De acuerdo a ello, la verdadera identidad de la mujer es un zorro de nueve colas, cuya alma fue encerrada en una roca de lava en la prefectura de Tochigi, cerca de Tokio, capital de Japón.

El incidente ha llamado la atención de los internautas después de que, al parecer, la piedra se partiera por la mitad en los últimos días.

Los lugareños expresaron su preocupación, y algunos incluso compartieron imágenes de la piedra en sus canales de redes sociales.

Un usuario de Twitter que visitó el Paso de la Matanza reveló que la roca estaba partida por la mitad y que la cuerda estaba suelta.

La usuaria de Twitter, @Lily0727K, tuiteó:

“Llegué sola a Xuexiaoguan, donde todavía existe la leyenda del zorro de nueve colas, pero la roca estaba partida por la mitad y la cuerda estaba desatada. En el manga, el sello está roto y el zorro de nueve colas está poseído, y parece que he visto algo que no debería haber visto”.

Otros han dicho que el espíritu de Tamamo-mae revivió después de unos 1000 años.

Los medios de comunicación locales informaron de que hace unos años se apreciaban grietas en la piedra que podrían haber permitido que el agua de lluvia se filtrara en la roca, debilitando su estructura.

Un funcionario de turismo mencionó que esperaba que el gobierno restaurara la roca a su estado original.

«