Nacional
Casi llora AMLO recordando vigilancia contra sus hijos

Ciudad de México.- El presidente, Andrés Manuel López Obrador recordó, durante su conferencia de prensa matutina, las experiencias de intimidación y vigilancia que él y sus hijos sufrieron durante los primeros años en los que se convirtió en oposición de los gobiernos federal y estatal en Tabasco. Durante su narración, el mandatario estuvo al borde […]

Nelson Rojas
febrero 15, 2022 9:45 pm

Ciudad de México.- El presidente, Andrés Manuel López Obrador recordó, durante su conferencia de prensa matutina, las experiencias de intimidación y vigilancia que él y sus hijos sufrieron durante los primeros años en los que se convirtió en oposición de los gobiernos federal y estatal en Tabasco.

Durante su narración, el mandatario estuvo al borde de las lagrimas, y reiteró que sus hijos “se han portado bien”, no ocupan cargos dentro de su gobierno ni lo “traicionarán” volviéndose conservadores.

“Acerca de los mis hijos, yo tengo la ventaja, si se puede decir así, de que hemos sido espiados durante muchos años, desde que ellos estaban pequeñitos. Bueno, cuando empezamos a ser oposición en Tabasco nos costó trabajo conseguir escuelas para que los inscribieran, ya se pueden imaginar las que hemos pasado”, expresó.

“Ellos saben que desde niños hemos tenido carros de vigilancia en frente de nuestra casa, ellos han visto cómo cuando el movimiento en defensa del petróleo allá por 1995, sí, 95, 96, yo traía orden de aprehensión, me metieron todo el Código Penal, como 11 delitos”, añadió.

El presidente detalló que el entonces director del Cisen, Roberto Tello, envió helicópteros a sobrevolar su casa, donde estaban sus hijos menores de edad, por oponerse a la invasión de obras de Pemex sobre terrenos de campesinos cuando Roberto Madrazo era gobernador de Tabasco.

“Se quedaban los helicópteros encima de la casa”, aseguró.

Mencionó a la periodista Lourdes Galaz y a Carmen Lira, a quienes agradeció por ir a resguardar a sus hijos.

Fue, ese momento de la narración, en el que el presidente estuvo más cerca de romper en lagrimas. No obstante, se repuso y continuó:

“Me da mucho orgullo que resistan y se han portado bien, aunque saben de que una cosa es lo familiar y otra cosa es el servicio público, lo saben perfectamente. Mientras yo he sido dirigente, ellos no han ocupado un cargo, porque es el acuerdo que tenemos, lo sabemos muy bien. Y yo les pido que se sigan portando bien, como lo están haciendo”, aseguró.

“Y agradezco al Creador de que no pintan para ser como el hijo de José María Morelos, del cura Morelos, que tuvo un hijo, Juan Nepomuceno Almonte, que se volvió traidor y se pasó al bando de los conservadores”, añadió.

En las últimas semanas, se reveló que el hijo del presidente, José Ramón López Beltrán y su esposa, Carlyn Adams, ocuparon entre 2019 y 2020, una residencia que perteneció a Keith Schilling, un alto ejecutivo de Baker Hughes, la cual tiene contratos con el actual gobierno por más de 151 millones de dólares en obras para Petróleos Mexicanos (Pemex), lo que representa un posible conflicto de intereses.

«