Nacional

Condenan en Italia a mexicano; 27 años por asfixiar a su esposa

Milán, 15 de noviembre de 2022.- Jaime Moisés Rodríguez Díaz, un directivo de 42 años de origen mexicano, fue condenado a 27 años de prisión por homicidio voluntario agravado y tentativa de asesinato. Según las acusaciones, el hombre mató a su esposa de 48 años, Silvia Susana Villegas Guzmán, el 19 de junio de 2021 […]

Nelson Rojas
noviembre 15, 2022 9:28 pm

Milán, 15 de noviembre de 2022.- Jaime Moisés Rodríguez Díaz, un directivo de 42 años de origen mexicano, fue condenado a 27 años de prisión por homicidio voluntario agravado y tentativa de asesinato.

Según las acusaciones, el hombre mató a su esposa de 48 años, Silvia Susana Villegas Guzmán, el 19 de junio de 2021 en Arese, en la provincia italiana de Milán, asfixiándola. Además, trató de matar a uno de sus hijos, de 18 años,

El Tribunal de Primera Instancia de Milán, que preside Ilio Mannucci Pacini, concedió al hombre circunstancias atenuantes generales equivalentes a la circunstancia agravante restante, es decir, la de haber matado a su concubina.

El fiscal, Giovanni Tarzia había pedido cadena perpetua y seis meses de aislamiento diurno.

El tribunal también ordenó cinco años de libertad condicional para el acusado una vez cumplida la condena y concedió una indemnización provisional a tres hijos, de entre 100 mil y 200 mil euros para cada uno.

“Dio dos vueltas al cinturón apretado alrededor del cuello de su hijo”, había narrado el fiscal.

“Inmediatamente después de haber asfixiado a su mujer con el brazo”, explicó.

El hijo, que había intervenido para ayudar a su madre, se había defendido “con uñas y mordiscos, y el padre no consiguió matarlo sólo por la intervención salvadora de su hermano”, dijo el fiscal, que había pedido al tribunal que no concediera ningún atenuante al acusado.

En la investigación, los tres hijos de la pareja habían descrito a su padre, defendido por el abogado Iacopo Viola, como “un hombre violento y peligroso”.

La violencia, dijeron, había comenzado cuando la familia vivía en México, pues se habían trasladado a Italia unos siete meses antes del asesinato.

«