Nacional
Por caso “Rápido y Furioso” dictan orden de aprehensión contra García Luna, Palomino y “El Chapo”

Ciudad de México, 09 enero 2022.- La mañana de este domingo, se reveló que un Juez de Distrito dictaminó tres órdenes de aprehensión en contra de siete personas, entre quienes destacan los nombres de Joaquín “El Chapo” Guzmán Loera, ex líder del Cártel de Sinaloa; Genaro García Luna, exsecretario de Seguridad; y Luis Cárdenas Palomino, ex director […]

Carlos Ortiz
enero 10, 2022 2:03 am

Ciudad de México, 09 enero 2022.- La mañana de este domingo, se reveló que un Juez de Distrito dictaminó tres órdenes de aprehensión en contra de siete personas, entre quienes destacan los nombres de Joaquín El Chapo Guzmán Loera, ex líder del Cártel de Sinaloa; Genaro García Luna, exsecretario de Seguridad; y Luis Cárdenas Palomino, ex director de Seguridad Regional de la Policía Federal (PF), por su participación en el caso denominado “Rápido y furioso”.

En el documento, se señala también a Guzmán Loera formalmente como líder del Cártel de Sinaloa, grupo criminal a quien iban dirigidas las armas.

“Asimismo, se lograron las órdenes de aprehensión en contra de Genaro «G”, ex Secretario de Seguridad Pública Federal; así como de Luis «C”, Coordinador de Inteligencia de dicha Policía; y quienes se encuentran recluidos en prisiones de alta seguridad, tanto en Estados Unidos, como en México”, señaló la Fiscalía General de la República (FGR) en una tarjeta informativa.

Además, en el caso de Genaro “G”, existen otras dos órdenes más de aprehensión dictadas por jueces mexicanos, que ha motivado a que se emita una solicitud de extradición al territorio mexicano.

La dependencia expresó además que esta conducta criminal, tuvo por objeto traficar ilegalmente más de dos mil armas de fuego de Estados Unidos a México.

“De conformidad con las investigaciones desarrolladas por el Departamento de Justicia de Estados Unidos, se obtuvo la información necesaria para establecer dicho tráfico ilegal de armas de fuego, que fueron utilizadas en diversos delitos de sangre en el país, desde al año de 2009 hasta fechas recientes”.

Finalmente, la FGR subrayó que en México y de conformidad con una investigación propia, y con los datos adquiridos en las averiguaciones previas correspondientes, se pudo establecer que dichas armas no solamente fueron introducidas ilegalmente al país, sino que también han sido utilizadas en diversos actos criminales, que ya han sido investigados y procesados en México.

«