Connect with us

Opinión

Descuento de 833 MDP de SHCP al estado, por impuestos no pagados por gobiernos anteriores

“Uno de los problemas que más está afectando al presupuesto de Guerrero, son los descuentos que le hace la Secretaría de Hacienda y Crédito Público al gobierno estatal, para recuperar los impuestos retenidos a los empleados públicos, y que no fueron pagados por gobiernos anteriores.

     Por ese concepto, la federación le está cobrando este año al gobierno de Héctor Astudillo Flores, 833 millones de pesos, mediante descuentos mensuales al pago de sus participaciones. Tanto, que sólo en el pasado mes de junio le quitó 327 millones de pesos, descuento que ha afectado a la construcción de diversas obras públicas y a diversos programas de gobierno. Aunque los salarios y prestaciones de los trabajadores al servicio del estado no se tocan.

     Por ello es que sigue aplicándose el Plan de Austeridad anunciado desde enero por el gobernador Astudillo, con el que se ahorran recursos eliminando los gastos menos importantes de la administración, y como parte del Combate a la Corrupción.

     Ante ese desajuste en el presupuesto, el secretario de Finanzas, Héctor Apreza Patrón ha tenido que hacer ajustes al gasto y verdaderos actos de malabarismo, para que esas retenciones afecten lo menos posible a los programas sociales y al pago de los proveedores, logrando hasta ahora un equilibrio que hace que se note poco la escasez de recursos.

     Lo malo es que ese dinero que nos descuenta Hacienda, esos 833 millones de pesos que se perdieron para el presupuesto de este año, es dinero que los gobiernos de Ángel Aguirre y de Rogelio Ortega le retuvieron por concepto de impuestos a miles de empleados públicos, pero no lo entregaron al gobierno federal.

     Y no se sabe qué hicieron con esos recursos públicos que deberían ser intocables, pero cuya desaparición puede configurar el delito de fraude o el de peculado. De tal forma que debería investigarse qué pasó con ese dinero y quiénes dispusieron de él violando la ley, para ser castigados.

     Lo peor es que esa es sólo una parte del gran boquete financiero de más de 30 mil millones de pesos que le dejaron los anteriores gobiernos al gobernador Héctor Astudillo, una cantidad inmensa de recursos que han afectado al presupuesto estatal, y cuya desaparición es investigada por los órganos fiscalizadores de la federación y del estado.

Opinión: Jorge Romero Rendón

Noticias Acapulco Guerrero, Acapulco Guerrero

Anuncio
Click to comment

¿Tienes algo qué agregar?

Loading Facebook Comments ...

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Acapulco

Guerrero

Nacional


Tendencias