Connect with us

Acapulco

La falta de recursos económicos y humanos en la búsqueda de desaparecidos abona a la impunidad: Familias en Busca de sus Desaparecidos

Falta de recursos humanos beneficia la impunidad en búsqueda de desaparecidos y económicos

 

Hay en el país 89 mil 488 personas no localizadas, y 80 mil ya identificadas.

La búsqueda de desaparecidos es responsabilidad del Estado.

VERÓNICA CASTREJÓN ROMÁN/

Acapulco. 7 de julio de 2021. “Si a mí me dan una pala, un pico y una varilla, yo estoy súper agradecida, porque con eso voy a ir a buscar a mi familiar, aunque nunca me imaginé que iba a buscar a mi hijo así”, acepta María Emma Mora Liberato, dirigente de la Asociación Civil Familias de Acapulco en Busca de sus Desaparecidos, quien reconoció que la Comisión Nacional de Búsqueda (CNB) desempeña un buen papel, pero con recursos insuficientes que abonan a la persistencia de la impunidad.

Las cifras dadas a conocer por el subsecretario de Derechos Humanos, Población y Migración de la Secretaría de Gobernación, Alejandro Encinas y la doctora Karla Quintana Osuna, Comisionada nacional de Búsqueda de Personas Desaparecidas recalcan que el problema sigue siendo grave, dijo: hay en todo el país 89 mil 488 personas no localizadas y 80 mil ya identificadas.

Cuestionada sobre el nivel de atención que el Estado proporciona a las víctimas de la violencia, la dirigente social sostuvo que las cosas han mejorado, pero que en realidad las jornadas de búsqueda de personas desaparecidas cuyos familiares agrupados en colectivos y asociaciones civiles realizan en todo el país, es responsabilidad del Estado.

“No deberíamos tener que hacerlo nosotros; para eso existe personal al que le están pagando, pero; ¿a quién le interesa encontrar a los familiares?”, se pregunta y enseguida se contesta, “obviamente que a nosotros, y por eso yo agradezco lo que nos dan, aunque el primer compromiso de la búsqueda es del Estado, cuya responsabilidad es también darnos la seguridad para el libre tránsito y para preservar nuestras vidas”.

En entrevista telefónica, Mora Liberato, madre de un hijo desaparecido desde el 2011, puntualizó las deficiencias que arrastran todas las dependencias involucradas en la búsqueda, localización, identificación y entrega de personas desaparecidas en el país, y retrató la gravedad del asunto:

En primer lugar, los presupuestos de las dependencias son insuficientes; no cuentan con recursos económicos ni humanos para dar atención constante a los 59 colectivos de personas que buscamos a desaparecidos; “La Comisión Nacional de Búsqueda coordina su programa con la Fiscalía General de la República; somos más de 59 colectivos y asociaciones en el país y entre todas se reparten los tiempos para el acompañamiento de búsquedas, y nosotros necesitamos que las búsquedas no cesen”.

“Nosotros somos de reciente creación y casi todos los casos que atendemos son el 90 por ciento del Fuero Común (270) y solo el 10 por ciento del Fuero Federal (18), de 2007 a la fecha; por lo que no tenemos una presencia tan fuerte en la federación como lo tienen otros colectivos por el número de casos que atienden.”, razón por la cual dijo, solo les tocan dos búsquedas al año en compañía de la federación, pese a que ninguno de los casos en Acapulco ha sido resuelto satisfactoriamente, denunció.

En segundo lugar, las asociaciones y colectivos de familiares de víctimas de desaparición no confían en la base nacional de datos genéticos con la que supuestamente se cuenta; “¿Cómo tener esa veracidad de que existe realmente una base de datos concentrada a nivel nacional, con nuestro ADN, si para comparar nuestro perfil genético lo tenemos que ver entre nosotros, como colectivos?, no confiamos en esa base de datos como tal”, reitera la entrevistada.

Y eso los lleva a otra deficiencia: “Nos han explicado que suben los datos del archivo básico de los cuerpos encontrados al sistema; es decir, con todo y su perfil genético, de tal suerte que si dieran positivo del 99 por ciento con el perfil de alguno de los familiares en búsqueda, al darse el cruce de datos, tendrían que dar aviso al Ministerio Público que lleva el caso y éste informar a los familiares; así lo dicta el protocolo; pero el cuerpo no lo enteran porque no le avisan ni al MP ni a la familia, ¿qué está pasando, entonces?, cuestiona.

María Emma Mora explicó que a las dependencias involucradas les hace falta un eficiente sistema de comunicación interna, y que debido a ello, se duplican los gastos de tiempo, dinero y esfuerzo, tanto para las dependencias como para los colectivos, ya que ha sucedido, comentó, que a veces cuando una asociación llega a un lugar para hacer una búsqueda de fosas, encuentran cintas amarillas, señal de que hubo otro colectivo que ya tuvo resultados en ese lugar.

“Y la Comisión estatal de Búsqueda no nos dice nada, y cuando llegamos nos damos cuenta de que la fosa ya fue procesada; nos cansamos y gastamos un recurso que de por sí nos es insuficiente”, se quejó.

La dirigente de Familias de Acapulco en Busca de sus Desaparecidos, A.C., informó que en Acapulco el colectivo que ella lidera es el único en este municipio, vive de donativos y de las autoridades solo recibe apoyos en equipo, que sin embargo agradecen porque “antes no habíamos tenido la oportunidad de tener ni eso y todo el gasto lo hacíamos nosotros, además de que ahora nos apoyan en la búsqueda y han respondido a nuestras expectativas de coordinación.

Por último, Mora Liberato comentó que otra carencia que enfrenta la Comisión Estatal de Búsqueda, es en el área de Análisis de Contexto, “porque a pesar de que existe esa área no se está manejando, y hay que saber qué está sucediendo por colonias, qué está sucediendo en incidencia en esas partes en donde localizamos las fosas; o sea, primero el número de desaparecidos por colonias, en las partes en donde las encontramos; hace falta eso”.

Anuncio
Click to comment

¿Tienes algo qué agregar?

Loading Facebook Comments ...

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Acapulco

Guerrero

Nacional


Tendencias