Acapulco
Crónica: Calurosa y empática, la visita de Marcelo Ebrard en Acapulco

Acalorado, jocoso, empático; apretujado por una multitud, el canciller y posible candidato de Morena a la presidencia de la República,  Marcelo Ebrard,  acudió al Primer Foro de Mujeres “Por una Vida Digna” en Acapulco

Adriana Olea
julio 22, 2022 2:58 pm

Marcelo Ebrard participa en foro de mujeres y muestra su vena feminista

Llevará ante la ONU propuestas y peticiones de las mujeres guerrerenses.

El triunfo de Ebrard está en manos de las mujeres: Abelina López, alcaldesa de Acapulco.

Por Verónica Castrejón Román

Acapulco, Gro., 21 de julio de 2022.- Acalorado, jocoso, empático; apretujado por una multitud, el canciller y posible candidato de Morena a la presidencia de la República,  Marcelo Ebrard,  acudió al Primer Foro de Mujeres “Por una Vida Digna” y mostró con creces su vena feminista. Se las echó a la bolsa, pues. Tanto así, que la alcaldesa, Abelina López Rodríguez, no tuvo empacho en decir que el triunfo de Ebrard “está en nuestras manos porque representamos el 51 por ciento a nivel nacional”.

El salón de Fiestas La Cartuja, propiedad del exdiputado federal por Movimiento Ciudadano, Víctor Jorrín Lozano estaba a reventar: 500 gargantas femeninas se desgañitaban cuando el canciller, chapeteado por el calorón que atosiga al puerto, hizo su arribo y el “¡Marcelo presidente!” no se hizo esperar.

Acompañado por el exalcalde de Acapulco, Luis Walton Aburto y la ya mencionada presidenta municipal de este puerto, Ebrard agradeció la presencia del que pretendiera la candidatura por Morena para la gubernatura de Guerrero en la pasada contienda electoral, y la sala retumbó: “¡Walton, Walton, Walton!”, entusiasmo que no se notó cuando tocó el turno de Abelina.

Foto: Verónica Castrejón Román

Marcelo Ebrard llegó al foro a las 5 y media de la tarde, cuando ya habían presentado sus ponencias las cinco participantes, dos de las cuales recalcaron el trabajo a favor de las mujeres que Marcelo Ebrard ha realizado a lo largo de su carrera en la función pública.

“Me enorgullece que reciban ahora a un aliado de las mujeres, dijo la senadora, Martha Lucía Micher Camarena, quien al término de su ponencia enumeró las acciones positivas llevadas a cabo por Ebrard Casaubón cuando fue jefe de gobierno en la Ciudad de México:

 “Fue  el primero en tener un presupuesto para la atención de las mujeres” y  agregó que instituyó el Transporte Segura con camiones color de rosa, solo para mujeres, a fin de que las féminas viajaran tranquilas, “sin temor a ser manoseadas”.

Fue el primero también, sostuvo la senadora morenista, en tener un programa para prevenir y atender el cáncer de mama y durante su mandato, el Distrito Federal, hoy Ciudad de México, se convirtió en el primero en legalizar el aborto, en apoyo de las mujeres.

Foto: Verónica Castrejón Román

Las ponentes participaron en medio de gritos y conversaciones ruidosas, en las que participó activamente una diputada local por Morena, quien ostentosa llevaba a su fotógrafa personal con un chaleco con su nombre escrito con letras grandes en la espalda: Mariana García Guillén.

En el evento, fue la Oficial Nacional de Género del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) en México, María del Sol Sánchez Rabadán, quien acabó de sembrar en el imaginario colectivo la figura feminista de Marcelo Ebrard y su interés por ayudar a las mujeres:

El PNUD, en coordinación con la Secretaría de Relaciones exteriores de México, cuyo titular es Marcelo Ebrard, lanzó una iniciativa: “Cero violencia política hacia las mujeres” que busca la igualdad sustantiva. Ello es posible, dijo, la internacionalista María del Sol Sánchez Rabadán, gracias a una política exterior feminista que “mediante alianzas entre gobierno, sociedad civil y organismos internacionales intenta lograr la igualdad de Género y el empoderamiento de las mujeres”.

Foto: Verónica Castrejón Román

La iniciativa se echa a andar desde la perspectiva de “no más proyectos desde los escritorios, porque ahora se trata de escuchar para detectar las necesidades reales”.

Y así lo ratificó el funcionario federal, luego de pedir a las asistentes al foro anotar en un papel los tres problemas más importantes para las mujeres guerrerenses y si estaban dispuestas a apoyar para su solución: “Me anotan su teléfono, dijo, no es personal; no las voy a invitar a cenar”.

 “¡Entonces no!”, le contestaron.

Después de las risas, decenas de mujeres externaron no solo en el papel sus preocupaciones, sino también de viva voz: La violencia, la inseguridad, la falta de empleo. La discriminación, la violencia de género, la burocracia discriminadora. La falta de Salud y medicinas para curarse. Muchas, muchas, mujeres se formaron bien puestas para responderle.

“De eso se trata, les dijo, de escucharlas; me importa mucho que lo anoten porque pronto volveré con ustedes para decirles qué cosa se logró de lo que propusimos y luego entonces qué acciones vamos a realizar todas y todos para que esto se convierta en una realidad”.

Enseguida se comprometió: “Yo tengo que ir a la Asamblea General de las Naciones Unidas en septiembre; ese día hablaré en nombre de México y llevaré lo que ustedes me digan. Entregaré ese documento con sus inquietudes y propuestas”.

“¡Presidente, presidente, presidente, Marcelo presidente!” las gargantas a coro.

Ahí había mujeres de varias denominaciones y simpatías políticas, pero llamaba la atención el gran número de destacadas priistas, como la figueroísta Edith Hernández Felizardo, quien le pidió a Ebrard, “porque usted será nuestro presidente”, ayudar a las amas de casa y bajar los costos de la canasta básica. Estaban ahí también la ex regidora priista, Lilia Maldonado; Elizabeth Maldonado y otras, cuyos nombres escapan a la memoria.

El foro fue organizado por el Consejo Político de Asociaciones Sociales, A.C., según mostraba la manta alusiva al evento, o por el exalcalde de Acapulco, Luis Walton Aburto, de acuerdo con comentarios de algunas de las representantes de las agrupaciones femeninas asistentes, cuyos nombres pidieron omitir.

«