Nacional

Este es el arduo proceso de las monumentales banderas mexicanas

A medida que se determina el tamaño de cada Bandera Monumental, los lienzos se cortan para que reciban los toques finales a mano.

Este es el arduo proceso de las monumentales banderas mexicanas
Carlos Ortiz
febrero 24, 2024 10:07 pm
Array

La Fábrica de Vestuario y Equipo (FAVE) de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) ha completado la confección de mil banderas para conmemorar el Día de la Bandera en el ciclo 2023-2024. Entre ellas, destacan 70 imponentes estandartes de dimensiones “Monumentales“.

Estas majestuosas enseñas, confeccionadas con esmero en los talleres de la FAVE, ondearán hoy en el asta bandera de 50 metros de altura en el Zócalo capitalino.

Asimismo, las banderas colmarán el cielo en Monterrey, Nuevo León; Tijuana, Baja California; San Jerónimo y Campo Marte, donde se erigen astas de 100 metros de altura.

El proceso de elaboración de una Bandera Monumental demanda aproximadamente 60 días.

Desde la limpieza y coloración de los rollos de lienzo blanco hasta el teñido, un equipo encabezado por el capitán primero e ingeniero industrial, Luis Miguel Fernández Robles, supervisa cada etapa con precisión.

“Utilizamos una máquina Jet para el teñido, con un mecanismo de agotamiento. En una sola máquina llevamos a cabo tanto la limpieza como el teñido”.

Luis Miguel Fernández Robles

Una vez teñidos, los lienzos pasan a máquinas especializadas para el secado y acabado. La tela, de calidad excepcional, es 100% nylon con un tejido especial conocido como ripstop, según explicó el capitán ingeniero industrial.

La complejidad de este proceso no termina aquí. A medida que se determina el tamaño de cada Bandera Monumental, acorde con la asta en la que será izada, los lienzos son cortados y enviados a otro taller para su ensamblaje.

Es en este punto donde militares, con destreza y dedicación, unen los fragmentos y pintan a mano el escudo nacional.

Participar en este proceso, según la teniente e ingeniero industrial, Evelyn Denise Jaime Díaz, es motivo de “orgullo“.

«