• Ashburn
  • °C
  • 24 June, 2024
Ashburn °C 24 June, 2024
Guerrero

Promueve PC Guerrero cultura de la prevención entre niños

El propósito de las acciones es difundir los protocolos preventivos y de actuación en caso de emergencias o desastres

Adriana Olea
abril 18, 2024 8:59 pm
social

Chilpancingo, Gro., 18 de abril de 2024.- En el Marco del “Día Mundial de la Tierra”, a celebrarse el próximo 22 de abril, la Secretaría de Gestión Integral de Riesgos y Protección Civil, fortalece la promoción de la cultura de la prevención de riesgos entre las nuevas generaciones.

Lo anterior, con el propósito de difundir los protocolos preventivos y de actuación en caso de emergencias o desastres generados por cualquier fenómeno perturbador.

Con estas acciones se busca hacer concientización de los fenómenos naturales y antrópicos en la comunidad educativa y promover la cultura de la prevención ante posibles riesgos.

Personal del departamento de Fenómenos Antrópicos participó con actividades lúdicas y recreativas en el marco del “Día Mundial de la Tierra”, en la Escuela Secundaria Raymundo Abarca Alarcón, ubicada en Chilpancingo.

Durante esta jornada, los estudiantes tuvieron la oportunidad de participar en dinámicas interactivas, charlas informativas y talleres prácticos enfocados en la importancia de la preservación del medio ambiente y la reducción de riesgos.

Además, se realizaron demostraciones sobre cómo actuar de manera segura ante situaciones de emergencia, así como la correcta aplicación de protocolos de evacuación y primeros auxilios. Estas actividades, tienen como objetivo principal fomentar una cultura de prevención desde edades tempranas, empoderando a las y los jóvenes como agentes de cambio y promotores de la protección civil, con el objetivo de lograr en un corto plazo comunidades más resilientes.

«
Acapulco

“Magnitud del desastre no permite atender todo de forma inmediata”: Yoloczin Domínguez

Yoloczin Domínguez reconoció que aún hay ciudadanos quienes consideran que Acapulco no esta recibiendo el apoyo necesario

Carlos Ulloa
diciembre 20, 2023 2:26 am
social

Acapulco, Guerrero, 19 de diciembre de 2023.- La diputada y presidenta de la Junta de Coordinación Política de la 63 Legislatura Yoloczin Domínguez reconoció que aún hay ciudadanos quienes consideran que Acapulco no esta recibiendo el apoyo necesario por parte de los gobiernos federal, estatal y municipal.

Ante lo anterior señaló que “todos somos testigos del apoyo que esta llegando, la magnitud del desastre es tal que no se puede atender todo de forma inmediata”.

Yoloczin

Yolozcin hizo un llamado la población a entender que para poner de pie a Acapulco tienen que transcurrir varias etapas:

“la primera es resolver la crisis de agua, alimentos, restablecimiento de la energía eléctrica, liberación de calles de los escombros y basura , después vienen la normalización de los servicios públicos y la reconstrucción”.

Agregó que todos “quienes viven en Acapulco y Coyuca, pueden aportar no tirando basura en las calles, donando ropa o enseres a quienes perdieron todo, para acelerar el proceso de recuperación”.

Yoloczin Domínguez aclara que no recorrió calles a causa de Otis

Por otro lado la legisladora Yoloczin Domínguez aclaró que su presencia en las colonias del puerto no surge a raíz del huracán Otis, pero que desde el siguiente día del impacto del fenómeno, “junto con mis amigos, familiares y colaboradores nos pusimos a trabajar muy duro para ayudar a mis paisanos”.

“Desde hace años tengo el privilegio de servir a mi Acapulco, primero desde las cámaras empresariales a las que he pertenecido, y desde que decidí incursionar en política, a través de la gestión social”.

Refirió que desde la época en que realizaba activismo político como militante de Morena, luego como diputada local, es constante su presencia en reuniones vecinales para atender y gestionar las peticiones de la familias.

Yoloczin

Domínguez Serna explicó que a raíz de los daños que ocasionó Otis, decidió no dar amplia difusión a sus recorridos al lado de sus brigadas, y sólo se concretó a anunciar a dónde acudiría.

“He estado trabajando todo este tiempo en las colonias, juntando escombro, barriendo, limpiando, apoyando con agua y alimentos”, concluyó.

«
Acapulco

Retiran 15 espectaculares caídos en Acapulco tras Otis

Los espectaculares se retiraron en los fraccionamientos Luis Donaldo Colosio, Costa Azul, y en las avenidas Cuauhtémoc y Constituyentes

Carlos Ulloa
noviembre 29, 2023 3:46 am
social

Acapulco, Guerrero, 28 de noviembre de 2023.- El gobierno municipal retiró 15 espectaculares caídos y reparó 500 rejillas afectadas luego del paso de Otis en Acapulco.

Los trabajos de retiro de espectaculares se realizaron en la unidad habitacional Luis Donaldo Colosio, en el Fraccionamiento Costa Azul, en el barrio de la Fábrica y en las avenidas Cuauhtémoc y Constituyentes, donde se sustituirán un aproximado de 30 rejillas; posteriormente se realizarán recorridos en otras zonas y se rehabilitarán estas estructuras.

El Director de Conservación y Mantenimiento, Pascual Díaz López, refirió que aproximadamente el 30 por ciento de las rejillas de Acapulco presentan daños y que antes del paso de Otis se avanzó con la rehabilitación de 500 rejillas

¿Cómo proceder ante la caída de espectaculares?

La caída de espectaculares durante un huracán puede ser un escenario peligroso y desafiante. Aquí hay algunos pasos generales que podrían seguirse en caso de que un huracán cause la caída de espectaculares:

  1. Priorizar la seguridad personal: La seguridad personal debe ser la principal preocupación. Evita acercarte a áreas donde hayan caído espectaculares, ya que podrían representar un riesgo significativo. Sigue las indicaciones de las autoridades locales y de los servicios de emergencia.
  2. Llamar a los servicios de emergencia: Es importante llamar a los servicios de emergencia tan pronto como sea posible. Proporciona detalles sobre la ubicación, el tipo de emergencia y cualquier otra información relevante. Si hay personas lesionadas, comunícalo para que se pueda proporcionar asistencia médica de inmediato.
  3. Evitar áreas propensas a inundaciones: Durante un huracán, las áreas propensas a inundaciones pueden presentar riesgos adicionales. Evita desplazarte por zonas bajas o áreas cercanas a cuerpos de agua, ya que podrían estar inundadas.
  4. Mantenerse informado: Escucha las noticias locales y sigue las actualizaciones meteorológicas para obtener información sobre las condiciones del huracán y cualquier instrucción de evacuación o alerta. Las autoridades locales suelen proporcionar información importante para la seguridad pública.
  5. Evacuar si es necesario: Si las autoridades emiten órdenes de evacuación, es fundamental seguirlas. La seguridad de las personas es la prioridad, y las evacuaciones son medidas preventivas para reducir el riesgo de lesiones y daños durante eventos climáticos extremos.
  6. Documentar daños: Después de que haya pasado el huracán y sea seguro hacerlo, documenta cualquier daño causado por la caída de espectaculares. Toma fotografías o videos que puedan ser útiles para los informes de seguros y para las autoridades que puedan estar investigando el incidente.
  7. No intentar reparaciones sin autorización: No intentes realizar reparaciones o retirar espectaculares caídos sin la autorización de las autoridades locales o profesionales capacitados en seguridad estructural. Esto puede ser peligroso y debe ser abordado por personal especializado.
«
Acapulco

Otis: El Apocalipsis de 120 minutos

A ocho días del huracán Otis, ronda el fantasma del hambre y el infortunio en Acapulco

Juan José Belmonte
noviembre 01, 2023 3:14 pm
social

  • Hay evidentes señales del arranque de la reconstrucción de Acapulco
  • Comienzan a notarse los primeros atisbos de seguridad

Acapulco, Gro., 31 de octubre de 2023.- Cuando un acapulqueño cierra los ojos, aún escucha en sus oídos el estruendoso viento del huracán Otis.

Así como cuando uno escucha el mar cuando se pega una concha al oído, los recuerdos reviven y la piel se enchina de acordarse cuando los vidrios estallaron, cuando las cosas de la casa volaron, cuando llovía horizontal con una fuerza tal que tumbaba hombres grandes y fuertes así como hizo añicos troncos de varias toneladas que atravesaron ventanas y puertas de triplay. Cuando los arroyos que no existían por San Isidro se crearon y abrieron enormes socavones que incluso se tragaron un tráiler de la Coca.

Ocho días que han pasado muy lentamente. Tres momentos que hacen de Acapulco un lugar y una sociedad muy diferente a la que habíamos conocido.

El miércoles poco después de la media noche los vientos huracanados de Otis hicieron lo que quisieron con árboles, postes de luz, láminas, tejas.

Si Ingrid y Manuel fueron una noche de cuatro días, Otis fue un Apocalipsis de dos horas.

Al día siguiente, miércoles 25 de octubre que parecía aún martes ya que no fue posible dormir, el paisaje desolador quedó en un segundo plano. La recuperación fue muy rápida para quienes iniciaron la rapiña.

Todavía no amanecía cuando los OXXOs ya estaban siendo saqueados. Algunos a las 10 de la mañana ya no tenían nada. Y también muy temprano se sucedieron los saqueos en negocios más grandes. Para el jueves el saqueo subió a nivel VIP y arrasaron con centros comerciales y tiendas departamentales.

El miércoles Acapulco fue un pueblo sin ley. Bien podría haberse grabado en el puerto la segunda parte del filme “La Purga ”. La rapiña se sucedió todo el día. Todo lo robable se hubiera podido robar. Si hubieran podido se hubieran robado el pavimento y lo hubieran envuelto en calor.

Manuel Bartlett director de CFE anunció el miércoles que Acapulco estaba al 50% de luz. Era mentira.

El jueves 26 hubo atisbos de luz de la autoridad. Fue el Presidente Andrés Manuel López Obrador quien al hablar de Acapulco se atrevió a decir “tuvieron suerte” y en seguida comenzó a hablar de sus encuestas de popularidad.

Aparecieron también las autoridades estatales y municipales planteando sus estrategias a la par de altos mandos del Ejército y la Marina. Se comenzó a hablar de comedores comunitarios y de rescates y se lanzó un primer recuento de muertos y desparecidos. Los comedores nomás no aparecieron.

Los incomunicados eran cientos de miles, Acapulco seguía sin comunicación y ya algunos se acercaban a algunos puntos del puerto en donde se podía captar señal. Aún era imposible transitar, salir del puerto y los robos continuaban.

Una señora con toallita al hombro lo había perdido todo “quiero sacar a mis hijas y mandarlas a Tijuana pero no hay corridas”. Entonces comenzaron los puentes aéreos. Una solidaridad nunca antes vista de las líneas aéreas. Estos vuelos gratuitos se mantuvieron hasta el lunes 30.

También la gobernadora Evelyn Salgado Pineda anunció la disposición de 25 autobuses para sacar turistas a la Ciudad de México.


También se anunciaron del gobierno de Acapulco conferencias diarias sobre avances en donde la alcaldesa Abelina López Rodríguez hablaba de avances.

Por la tarde un desfile de unidades de CFE provenientes del Estado de México y de la Ciudad de México comenzaban a aparecer y ahora sí a trabajar por la reconstrucción.

Por la noche la CFE publicó en redes sociales que Acapulco tenía un 55% de electricidad. Falso.

Pese a todo ello ya era viernes y aún Acapulco era un pueblo sin ley. No había presencia de ningún cuerpo de vigilancia de los tres órdenes de gobierno, la gente ya buscaba comida y rescataba lo poco que quedaba de agua potable.

“Hay agua en una purificadora en Ejido pero ya se está acabando” decía la gente que platicaba al caminar por las calles. “¿Dónde compró el huevo?” Preguntaron a don Alberto que llevaba un casillero. “En el mercado ahí por Vallarta, !¡También hay internet!”, dijo alegre.

Los que podían dejaban la ciudad, los que tenían posibilidades iban a Coyuca o a San Marcos en donde había de-todo. En el puerto los comerciantes no se atrevían a salir, aún le tenían miedo al saqueo.

La entrada de Acapulco se volvió un caos con los primeros apoyos. Grupos armados comenzaron a asaltar a quienes llegaban con despensas a la altura de La Venta. Esa misma noche el Ejército tomó el control y hay reportes de que decomisaron apoyos por el tema de inseguridad y garantizar ellos su entrega. Después lo desmintieron en un comunicado.

Lo que sí fue visible era un pelotón de soldados dando vialidad a lo largo de todo el día y la noche para agilizar la entrega de despensas y que no se sucedieran los asaltos. Pero los asaltos ya sucedían en otras colonias en donde a tres días de Otis no había un solo policía. Y despertó la policía ciudadana.

Los saqueadores ya no tenían que saquear y enfilaron en contra del robo de vehículos y casas a mano armada. Reportes en colonias como Costa Azul, Hogar Moderno y Mozimba indicaron que los vecinos se organizaron para colocar barricadas y patrullajes.

La salida a Acapulco el viernes fue casi imposible. Los más pacientes aguantaron un recorrido de cinco horas de la caseta del Maxitunel hasta la caseta de La Venta. Esta situación se regularizó después y se agilizó la entrada y salida al puerto.

Ya para el lunes 30, los trabajos de CFE eran muy notorios con postes que dejaba incluso a media calle. Que se vea que estaban trabajando.

Aún así la luz no era nada en Acapulco. Las autoridades se aprestaron para iluminar la zona turística pero ahí no vive la gente y los turistas ya se fueron. ¿De qué sirve la luz en la Costera si los negocios están cerrados? Un recorrido el martes por la noche indicaba que gran parte de la Costera desde Papagayo a Caleta estaba a oscuras. Y donde había hoteles estos también estaban apagados, no hay turistas en Acapulco.

Los gobiernos le dieron prioridad a la estrategia del marketing. Anunciaron una Costera iluminada, en donde vive el 0.5% de los acapulqueños (o menos) y proclamaron la apertura de comedores comunitarios que nunca existieron.

También comenzó a llegar la ayuda internacional, fundaciones y organizaciones no gubernamentales se volcaron en apoyos para Acapulco para apoyar la reactivación económica tras Otis.

Nada llegó para los empresarios locales desde el gobierno federal. La reunión fue con los conservadores y fifís que tanto criticó el Presidente, con los Chedraui, los Coppel, los Walmart, los Sears, los Liverpool y los FEMSA para analizar cómo reabrirían sus negocios. A los locales nada.

Hoy son ya ocho días. Y aún cuando el apocalíptico Otis desató su furia en solo dos horas, es como si en sus feroces vientos hubiera devorado nuestras aspiraciones, nuestro sueños y la esperanza.

«